PBA y CABA se quedan con el 64% del aumento de la coparticipación

Según el IARAF, las provincias reciben más recursos, pero los dos distritos concentran la redistribución de partidas

 

Las provincias reciben más recursos coparticipables que en 2015 y revierten en parte procesos previos cuando la tendencia era la inversa. Esta es una de las conclusiones del informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) realizado por Nadin Argañaraz, Ariel Barraud y Florencia Maldonado. Con dos observaciones pertinentes. Por un lado, la masa bruta coparticipable o el tamaño de la torta a repartir resulta más chica que entonces. Por el otro, los aumentos de la coparticipación automática está más concentrada en la Ciudad de Buenos Aires (34%) y en la provincia de Buenos Aires (30%). El 64% corresponde a esos distritos, que aglutina al 46% de la población nacional.

 

Según el estudio, la coparticipación que se envía a las provincias en la recaudación nacional neta de seguridad social creció 5,6% durante el período, pasando de 36,5% en 2015 a 42,1% en 2018. “Si se quiere poner números a este incremento de la participación de las provincias en la recaudación, se aprecia que en 2018 las jurisdicciones recibirían $114.727 millones más que en el año 2015, medidos en moneda constante de 2018”, sostienen Argañaraz, Barraud y Maldonado. Pero no todas las provincias reciben más recursos de la misma manera. Estos incrementos variables están relacionados con la devolución de la precoparticipación del 15% destinada a la Anses, el Consenso Fiscal de 2018 y otros decretos que modificaron el esquema de distribución automática de recursos entre provincias.

 

 

Respecto de 2015, este año las provincias incrementarán su coparticipación en $114.727 millones en moneda constante. No obstante, el 80% de este crecimiento se encuentra concentrado en cinco provincias. A las dos mencionadas, se les suma Córdoba, Santa Fe y San Luis, que concentran el restante 16%. Las 19 provincias restantes explican apenas el 20% del incremento de los recursos por coparticipación. El incremento para la Ciudad se explica por el decreto 194/2016 destinado a “solventar el traspaso de la Policía Federal al ámbito metropolitano” y por los cambios en la distribución de impuestos implementados en el Consenso Fiscal. En tanto que el aumento para PBA, que hasta 2016 presentaba caídas en moneda constante, se explica casi en su totalidad por el acuerdo firmado por el presidente Mauricio Macri y las provincias a fines del año pasado. En cuanto a las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis, el factor determinante está dado por la restitución del total de la precoparticipación del 15% que iba a Anses a partir de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de fines de 2015.

 

Según el IARAF, 18 son las jurisdicciones que recibirían más coparticipación por habitante y 6 jurisdicciones terminarían en una peor situación que 2015. La Ciudad de Buenos Aires, como se dijo, es la jurisdicción que más recibirá, con casi $12.700 más por habitante. Mientras que Río Negro recibiría solo $25 más por habitante. Dentro de las cuatro jurisdicciones más grandes, Córdoba sería la de menor crecimiento, con $1.295.

 

Los más perjudicados, en términos relativos, serán los habitantes de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Salta y Misiones. Recibirían durante 2018 una menor coparticipación real que en 2015, de acuerdos a los datos poblacionales que proyecta el Indec. La provincia gobernada por Rosana Bertone es la más perjudicada, con una pérdida de alrededor de $3.000 promedio para cada habitante, según el IARAF.

 

En cuanto a la masa bruta coparticipable, mientras que en 2015 representó el 14,9% del PIB y en 2016 el 13,7%, en 2018 se estima que alcanzará alrededor del 14,3%.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *