Nafta en Argentina: barata en dólares, pero cara en pesos

combustibles


 

Pese a los catorce aumentos en lo que va de 2018, la nafta en dólares continúa barata. En lo que va del año, el precio del combustible líquido acumula un incremento de nada menos que 62%, según la consultora Federico Muñoz & Asociados.

 

“Al revisar la serie histórica del precio de la nafta super de YPF notamos que su valor actual en dólares (US$ 0,97 en octubre) es relativamente bajo para los parámetros históricos”, detalló el informe y agregó que “sólo en 11 de los últimos 94 meses, el litro de nafta costó menos que un dólar”.

 

No obstante, observando el precio de la nafta en términos reales, ha aumentado sensiblemente, ubicándose en su nivel más alto desde 2014. “La aparente paradoja no es tal. Tras la devaluación, la nafta se abarató sensiblemente en dólares, como ocurrió con todos los bienes y servicios ofrecidos en el país, pero su precio sube en términos reales –es decir, sube más que la inflación–, porque los combustibles tienen un fuerte componente de transables que acompañan al tipo de cambio”, explicó el reporte de Muñoz & Asociados.

Te puede interesar:  La industria cayó 2,3% interanual en octubre pero creció 5% contra septiembre

 

El vínculo entre el precio internacional del crudo y su valor local es más estrecho desde fines del año pasado, cuando se terminó con más de una década de precios locales escindidos completamente de los internacionales tras la gestión de Juan J. Aranguren. Hasta 2014, el barril Brent costaba mucho más (en ocasiones, más del doble) que el Medanito de la Cuenca Neuquina, el petróleo de mayor calidad producido en el país. “A partir de enero de 2015 se revirtió la situación, y el barril criollo pasó a ser más caro que el Brent y en septiembre del año pasado, cuando el Medanito coincidía con el Brent, Aranguren anunció la liberalización del precio local del crudo”, aclaró el informe de la consultora.

 

“La regulación caprichosa de los precios internos del crudo trajo consigo el desplome persistente de la producción local de petróleo”, opinaron desde Muñoz & Asociados y aclararon que la caída acumulada desde el pico de 1998 totalizó 45%. En los últimos meses, parecía revertirse esta tendencia, a partir –básicamente– del creciente aporte de los pozos no convencionales de Vaca Muerta. Cabe apuntar, de todos modos, que el precio actual en boca de pozo no es superior al vigente entre 2012 y 2015, cuando la producción caía.

Te puede interesar:  Se acabó el congelamiento y Vaca Muerta reaccionó positivamente

 

Para observar si es razonable el precio actual de los combustibles, desde Muñoz & Asociados, señalaron que hay que observar el ratio del precio local de la nafta y el precio del barril Medanito. “Esta relación se mostró muy estable durante gran parte de la última década, sin embargo el nivel actual de este ratio parece bajo para los parámetros históricos”, indicaron desde la consultora y aclararon que “quizás sea esperable que, tras una fuerte devaluación, esta relación tienda a bajar pues la nafta es menos transable que el crudo, y por ende su precio sube menos ante una fuerte devaluación”.

 

En definitiva, más allá de los repetidos aumentos, no parece que el actual precio de las naftas esté muy desalineado respecto a sus fundamentals. “De todos modos, en este, como en tantos otros frentes, todavía estamos pagando el doloroso precio de la corrección de las distorsiones de precios relativos (los retrasos cambiario y de los precios energéticos) que el 2015 dejó como legado”, concluyó el reporte.






Diario EL ECONOMISTA

jueves 05 de diciembre, 2019
Edición N° 4281
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933