Los productores optaron por créditos en dólares y canje por granos

La BCR afirmó que hubo cambios coyunturales y estructurales en el financiamiento de la actual campaña agrícola 2018/2019

Enojo por el nuevo tributo al campo

 

Luego de la mayor sequía registrada en los últimos cincuenta años en la campaña agrícola pasada, la cual dejó innumerables problemas financieros para muchos productores agropecuarios, se sumó la fuerte suba en los niveles de tasas de interés en la economía argentina. Para los analistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada y Juan Ignacio Calivari, esta situación generó cambios coyunturales y estructurales en el sistema de financiamiento de la campaña agrícola 2018/19, tales como: un escenario de altas tasas de interés con dificultades para muchos productores; menor financiamiento relativo de bancos y mercado de capitales; más créditos en dólares y menos en pesos; mayor participación del canje de insumos por granos a cosecha; menor operatoria de las tarjetas rurales y demoras de los productores para salir a endeudarse.

 

Según el análisis de la BCR, en las campañas anteriores, los hombres y mujeres de campo tomaban créditos en pesos (especialmente con Bancos) a tasas de interés más bajas para esperar una posible corrección en el tipo de cambio a cosecha y– de alguna forma– licuar la deuda aprovechando la mejora en el precio en pesos de los granos. Sin embargo, Calzada y Calivari resaltaron que “este escenario casi ha desaparecido en la actualidad por las altas tasas de interés”, y señalaron que “en materia de préstamos se habría optado por tratar de no tomar financiamiento en pesos y hacerlo directamente en dólares. El nivel actual de tasas de interés en dólares actual es más alto que en las campañas anteriores, pero más conveniente que tomar créditos en pesos”.

 

Boom del canje

 

De acuerdo al informe de la BCR, los productores que necesitan fondos han optado mayoritariamente por el canje para financiar la actual campaña. Tan es así, que observan una menor preferencia por el financiamiento bancario en este ciclo y una fuerte presencia del financiamiento vía “canje de insumos por granos a cosecha” con destacada presencia de cooperativas, acopios y proveedores de insumos. Existen diversas modalidades, al respecto, Calzada y Calivari detallaron que “en algunos casos se ha procedido a cargar al canje tasas de interés en dólares del 1/1,5% mensual, otros convierten el valor de los insumos entregados a toneladas de soja a entregar a cosecha aplicando directamente la cotización de la soja Matba/Rofex mayo 2019”. Sumado a ello, indicaron que muchos productores que no tienen suficiente solvencia patrimonial, económica y financiera para mostrar en un legajo de crédito bancario, optan habitualmente por el canje de granos.

 

¿Y las tarjetas?

 

Para la Bolsa rosarina, el elevado nivel que alcanzaron las tasas de interés de los créditos en pesos afectó fuertemente la operatoria de las tarjetas agro. En los términos de Calzada y Calivari, resultaron “heridas”, registrando una importante caída en su utilización como medio de financiamiento. En este sentido, subrayaron que los convenios especiales con proveedores con 180 días libres a tasa de interés del 0% desaparecieron del escenario bancario actual. Hubo gran cantidad de convenios suspendidos o reducidos a 60/90 días.

 

Por otra parte, y no menor, los recientes cambios en la tasa de interés aplicables en este tipo de tarjetas motivaron las quejas de muchos productores que ya habían formalizado operaciones. Por lo cual, los expertos sostienen que “las tarjetas rurales deberán esperar para su reactivación a que se verifique una fuerte baja en las tasas de interés, y esto, dependerá de como evolucione la política monetaria, cambiaria y fiscal en el próximo año y lo que resta de éste”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *