La mitad de la población no accede a servicios básicos

Más allá de la pobreza monetaria, el Indec también pone el foco en la mirada multidimensional

 

La pobreza volvió al alza en la primera mitad del año y alcanzó el 27,3%. Y los analistas coinciden en que, por la fuerte caída del poder adquisitivo y el aumento del desempleo, en este segundo semestre seguirá subiendo. Pero los ingresos no son la única vara para evaluarla. Ayer, el Indec publicó los indicadores de condiciones de vida del primer semestre, que repasan una amplia serie de carencias de la población y sirven como base para elaborar una perspectiva multidimencional. En estas graves problemáticas, se encuentran las raíces de llamada pobreza estructural, que fue creciendo a pasos agigantados durante las tres últimas décadas.

 

Entre otros datos preocupantes, el informe alerta que más de la mitad de la población no accede a alguno de los servicios públicos básicos (agua, cloaca o gas de red). Y el 48,5% de los niños vive en hogares de bajo o muy bajo clima educativo.

 

Los datos del Indec muestran más continuidades que cambios significativos respecto de las mediciones anteriores. Leves mejoras en las condiciones de vivienda y retrocesos en hábitat. El mayor avance se dio en el nivel de escolarización de los menores.

 

 

Vivienda

 

  • El 23,4% de las personas habitan viviendas de calidad insuficiente (8,2%) o parcialmente insuficiente (15,2%).
  • El 4,5% padece hacinamiento crítico (más de tres personas por cuarto) en sus viviendas.
  • El 15,8% vive en lugares con saneamiento inadecuado.
  • Sólo el 72,9% son propietarios de la vivienda que habitan. El 15,8% inquilino/arrendatario de la vivienda y el 9,6% es ocupante.

 

Servicios públicos

 

  • El 33,4% de los argentinos no accede a la red de cloacas.
  • El 34,1% no tiene gas de red.
  • El 11,6% no tiene agua corriente. Más de la mitad de la población (50,1%) no cuenta con al menos uno de esos servicios.

 

Hábitat

 

  • El 13% habita zonas inundables (hubo inundaciones en el último año).
  • El 7,7% vive cerca de basurales (tres cuadras o menos).

 

Cobertura médica

 

  • El 30,2% sólo tiene cobertura brindada por el sistema público.
  • En los menores de edad, el número se eleva al 39,6%. Y en los mayores de 65 años, cae al 2,2% producto del gran alcance de Pami a través del sistema jubilatorio.

 

Educación

 

  • El 9,4% de los niños de 4 años no asiste al jardín de infantes.
  • Entre los 5 y los 14 años, la falta de escolaridad cae al 1,5%.
  • Y entre los 15 y los 17, sube al 8,5%.
  • El 48,5% de los niños vive en hogares de bajo clima educativo (42,4%) o muy bajo (6,1%), es decir, que los años de escolaridad promedio de sus habitante dan entre siete y once o menos de siete, respectivamente.
  • El 3,9% de los jóvenes de entre 18 y 24 años no terminó el colegio primario, el 9,4% apenas completó el primario y el 28,7% tiene el secundario incompleto.

 

Evolución

 

Respecto de las características de las viviendas, hubo leves mejoras respecto de los últimos dos semestres. En cuanto a los servicios públicos, mejoró levemente el acceso a las redes de agua corriente y cloacas, pero hubo más argentinos sin acceso a gas de red. Las características del hábitat se mantuvieron estables. Contra el semestre anterior, hubo una mayor cantidad de personas que sólo tuvo cobertura de salud mediante el sistema público. Además, hubo una importante mejora en la asistencia de los menores de edad al sistema educativo, particularmente de los niños de 4 años (la inasistencia en este segmento bajó del 13,8% en el 1º semestre de 2017 al 9,4% en la primera mitad de 2018).

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *