¿Habrá acuerdo en Buenos Aires?

29 de noviembre, 2018

Trump Xi jinping cenarán en Buenos Aires

 

Por Juan Radonjic

 

Buenos Aires será el escenario de una reunión trascendente para la economía global. El sábado a la noche cenarán Donald Trump y Xi Jinping y se espera que acuerden, al menos, una tregua porque si los conflictos comerciales entre Estados Unidos y China siguen escalando, la actividad económica mundial sufrirá las consecuencias.

 

Las diferencias vienen de lejos y surgieron a partir de la incorporación plena de China al escenario económico global con su ingreso a la OMC en 2001. A partir de entonces comenzó a tener fuertes superávits en el intercambio bilateral con Estados Unidos ayudados por un tipo de cambio muy favorable que Pekín lograba incrementando sus reservas en dólares mediante la compra de bonos del Tesoro estadounidense. Anteriores presidentes tuvieron enfrentamientos con China pero ninguno los llevó al nivel en el cual los colocó ahora Trump.

 

Durante la campaña electoral de 2016, Trump sostenía que iba a sancionar a China porque intervenía en el mercado cambiario con el objetivo de que sus exportaciones ganasen competitividad perjudicando a la producción estadounidense.

 

Pero en abril de 2017 se reunió con Xi en su residencia de Mar-a-Lago luego de lo cual moderó su discurso contra China y dejó de afirmar que manipulaba su moneda. Ese cambio fue producto de una decisión política pero también fue consecuencia de que no se daban todas las condiciones requeridas por el Tesoro de Estados Unidos para acusar a un país de manipulador dado que el yuan se había revaluado en los últimos años y China tenía fuertes déficits en el comercio con varios países. Pero recientemente el yuan volvió a devaluarse frente al dólar aunque no por voluntad de las autoridades sino, paradójicamente, por los conflictos comerciales con Estados Unidos que le restaron dinamismo a la economía china. Además, el yuan siguió la tendencia de casi todas las monedas del mundo que desde mediados de abril vienen perdiendo valor frente al dólar.

Te puede interesar:  Se deterioran las perspectivas económicas en Brasil

 

Como Trump no lograba avances en su intento por reducir el déficit bilateral que alcanza a US$ 375.000 millones, y que según su visión, es consecuencia de la escasa apertura del mercado a los productos estadounidenses endureció su estrategia.

 

Comenzaron a subirse los aranceles para importaciones desde China por US$ 50.000 millones y a partir del primer día de 2019 se incrementarán los que involucran a otros US$ 200.000 millones. Más aún, para aumentar la presión sobre Pekín, Trump sostuvo que podría subir los aranceles a la totalidad de las importaciones chinas que alcanzan a US$ 505.000 millones. China respondió y subió los aranceles a las importaciones desde Estados Unidos por US$ 110.000 millones.

 

Distintos gobiernos y organismos internacionales han advertido sobre las consecuencias negativas de este conflicto comercial y por eso todos están expectantes a lo que ocurra en la cumbre de Buenos Aires.

Te puede interesar:  El PIB de Chile creció 1,6% en el primer trimestre

 

A esta altura es difícil determinar cual será su resultado de la cumbre. Según el banco Credit Suisse, el escenario más probable es que firme una tregua por seis o doce meses para seguir negociando sin que las partes se comprometan a nada definitivo por ahora. Otros bancos de inversión, como Nomura, también apuestan a que se llegará a algún tipo de acuerdo. China aspira a que se demore la nueva suba de aranceles pero deberá ceder a algunas de las demandas de Washington y ofrecer facilidades para acceder a su mercado y resolcver cuestiones como el de la propiedad intelectual.

 

Las consecuencias de un compromiso se verán rápidamente en los mercados con una fuerte suba de los activos asiáticos, un gran impulso para todos los mercados emergentes y una suba de la tasa de largo plazo de Estados Unidos que se iría al 3,25% anual porque los inversores volverían a sentirse atraídos por los valores con más riesgo y abandonarán los seguros bonos del Tesoro estadounidense.

 

Muchas analistas creen que finalmente Trump hará “la gran Corea del Norte”, es decir, presentarse a último momento como el salvador de una situación crítica que él mismo había generado

Dejá un comentario




Dejá un comentario