Un primer paso positivo

No basta desear un futuro, hay que hacerlo posible: Argentina Exporta es un primer paso positivo

 

Por Enrique Mantilla Presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA)

 

La iniciativa Argentina Exporta, lanzada en el CCK, es el reconocimiento –gracias Dante Sica– de que Argentina tiene una restricción externa a su desarrollo económico. Dada la estructura productiva actual la expansión de la economía requiere bienes e insumos importados.

 

Asimismo, Argentina tiene una elasticidad ingreso de sus exportaciones menor en relación a sus importaciones como ya lo había señalado, en los años ‘60, Carlos F. Díaz Alejandro. O sea que cuando crece el PIB de Argentina, sus importaciones lo hacen a una tasa más alta que sus exportaciones.

 

Cuando hay un boom en los precios de las commodities o entrada de capitales, esa restricción se alivia. Como las importaciones se adquieren en moneda extranjera hay que disponer de la misma.

 

¿Cómo se consigue? Por flujo de capitales o por exportaciones. Ahora con el Plan Argentina Exporta se refuerza que la clave son las exportaciones.

 

Como ha señalado Sica, “aumentar las exportaciones debe ser un eje fundamental de la estrategia de desarrollo argentina para consolidar un sendero de crecimiento”. Y Argentina Exporta tiene una visión amplia e inclusiva. Por un lado, se plantea con participación federal incorporando los aportes de las provincias y, por otro, se suma la visión de las cámaras empresariales.

 

Tiene un objetivo de largo plazo: triplicar las exportaciones actuales al 2030. Lo que convierte a Argentina Exporta en un hecho estructurante cargado de futuro.

 

Construir la estrategia requiere mucho trabajo en equipo, como señaló acertadamente el canciller Jorge Faurie. “Un trabajo mancomunado públicoprivado para desarrollar la ambiciosa agenda que consolide la inserción internacional de Argentina”, dijo.

 

Los desafíos son muchos y a la agenda propuesta hay que incorporarle otros temas, como Aduana Clase Mundial con apoyo de la Organización Mundial de Aduanas; adoptar una Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (IA), que es el cuarto factor de producción; implementar mecanismos de blockchain y un programa de “Combatir la Pobreza con la Exportación” con la cooperación del International Trade Centre (OMC-UNCTAD), solo para señalar algunos de los temas que debe contener la agenda propuesta.

 

No basta desear un futuro, hay que hacerlo posible. Argentina Exporta es un primer paso positivo.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *