Mientras la región crece, Argentina achica

Según el último LatinFocus, el desempeño de Argentina será muy pobre en 2018 y 2019, y más aún si se compara con la región

Macri confianza calma

 

“Existe una gran incertidumbre en torno al desempeño de la economía argentina en 2019. No solo dependerá del éxito del programa de reducción del déficit fiscal y la inflación acordado con el FMI. El destino también se basa en la posterior restauración de la confianza de los inversores y en lograr una macro con fundamentos más sólidos”, reza el último FocusEconomics Consensus publicado ayer.

 

La encuesta realizada por esta compañía entre bancos, consultoras y economistas profesionales, dice que la contracción de la economía debería disminuir significativamente, gracias al crecimiento de la producción agrícola y el aumento de la demanda externa mientras que la demanda interna debería “mantenerse débil debido a las altas tasas de interés”.

 

El pronóstico del consenso de LatinFocus dice que los analistas ven que la economía se contraerá 2% en 2018 y mucho más suave en 2019: calculan una caída de 0,1% para el año próximo (0,8 puntos porcentuales menos que el estimado del mes pasado).

 

 

La inflación subió a 34,4% en agosto en medio de ajustes a servicios públicos y un peso débil. La inflación del próximo año se proyecta con una desaceleración notable “gracias a la nueva estrategia de política monetaria y como el Banco Central ha dejado de financiar el Tesoro”. Los analistas esperan una inflación para de 44,7% en 2018 y, para 2019, en 27,1

 

El 26 de septiembre, el BCRA anunció que abandonaría su régimen de metas de inflación para adoptar una regla monetaria rígida que consiste de mantener la base monetaria sin cambios desde su nivel actual hasta junio de 2019. Por consiguiente, las tasas de interés de Leliq fluctuarán diariamente, resultando en de las subastas de Letras en lugar de ser fijadas directamente por el BCRA. Los analistas ven que la tasa de Leliq terminará 2018 en 59,42% y 2019 en 35,62%.

 

Con respecto al tipo de cambio, se espera que el peso pierda terreno en 2019 “sobrecargado por la alta, aunque desacelerada, inflación y una debilidad económica”. Los analistas ven el dólar de Navidad en $42,89 y $51,06 en 2018 y 2019, respectivamente.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *