El trigo perdería 300.000 toneladas

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires había estimado inicialmente un cosecha récord de 19,7 mill/tn

 

Una vez más la variable climática empieza a mover los números del agro. Ayer, el nuevo Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba), reveló que la producción de trigo se reduce a 1.400.000 toneladas.

 

Durante las últimas semanas analizaron las expectativas de rendimiento relevadas sobre las regiones afectadas por los diversos eventos climáticos. En este sentido, los primeros resultados indicaron que las heladas registradas a principios del mes de octubre impactaron sobre el potencial de rendimiento de los lotes que se encontraban espigados, principalmente en el núcleo norte, núcleo sur y sur de Córdoba. A su vez, los analistas resaltaron que “la caída de granizo y los excesos hídricos acumulados elevarían las pérdidas de área cosechable en amplios sectores de la provincia de Buenos Aires y del sur de Santa Fe. Sin embargo, en las regiones centro-norte de Santa Fe, centro-este de Entre Ríos y sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa, los rendimientos esperados se ubicaron por encima de las expectativas relevadas al inicio de la campaña”.

 

En consecuencia, la proyección de producción disminuye 1,5% por debajo de las 19,7 mill/tn estimadas en el Tercer Congreso de Perspectivas Agrícolas de la Bcba. En este sentido, cabe resaltar que hace quince días, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), redujo en 2 mill/tn la producción de trigo que había estimado inicialmente en 21 mill/tn.

 

Rendimiento

 

Al realizar un análisis más detallado, el PAS muestra que la campaña de trigo 2018/19 continúa con sus primeras cosechas en el norte del país, donde los rendimientos relevados mantienen una gran heterogeneidad en función del nivel de humedad registrado durante las etapas críticas del llenado de grano. A la fecha, señalan que el progreso nacional alcanzó el 2,8% de la superficie apta, con un rinde medio nacional de 14,5 qq/Ha y un volumen parcial acumulado que superó las 250.000 toneladas.

 

Desde la Bcba explican que la disminución en las expectativas de rendimiento que se relevaron sobre las regiones afectadas por los eventos de granizo y heladas, permitieron reducir la proyección de producción para el presente ciclo en 300.000 toneladas. En este sentido, reconocieron que “si bien los eventos climáticos provocaron una fuerte caída en los rendimientos esperados, el 35% de las 6.200.000 hectáreas implantadas con trigo desarrolla etapas críticas de definición de rendimiento bajo una condición de cultivo entre bueno y excelente, la cual permitió atenuar la disminución en la proyección nacional”.

 

Maíz y soja

 

En lo que se refiere a los granos gruesos, destacaron que “la siembra de soja comenzó en amplios sectores del centro de la región agrícola, impulsada por una favorable oferta hídrica en Santa Fe, Entre Ríos, norte y oeste de Buenos Aires y también en el norte de La Pampa”. No obstante, se relevan demoras por falta de humedad en sectores de Córdoba y San Luis y por excesos hídricos en el centro de Buenos Aires y Cuenca del Salado. Por su parte, la siembra de maíz avanza a buen ritmo en las provincias del centro del país, donde se comenzó a transitar la última semana de ventana para la siembra temprana.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *