El sector público necesita conocer más de gestión de proyectos

Se debe crear la carrera de Director de Proyectos Públicos dentro del Estado con profesionales responsables por la propiedad de los proyectos estratégicos

Por Gabriel Romano Director de la Especialización en Gestión de Proyectos de la Universidad del CEMA

 

La gestión pública es una especialidad que se enfoca en la correcta y eficiente administración de los recursos del Estado a fin de satisfacer las necesidades de la ciudadanía e impulsar el desarrollo del país.

 

El Estado es la única organización en la que el personal operativo se mantiene en sus posiciones y los mandos medios y directivos rotan en plazos promedio menores a cuatro años. En este esquema se podría afirmar que el rol básico centralizado de la gestión política del Estado se podría simplificar como el cobro de impuestos, el pago de sueldos a los agentes que ejecutan las diversas funciones requeridas por la ciudadanía y el mantenimiento de la infraestructura. Es en su rol extendido (la concreción de proyectos específicos) en donde cada gestión política deja su legado.

 

En la actualidad existen diversos problemas a resolver para una adecuada gestión de proyectos públicos. Algunos de ellos son los siguientes.

 

  • Demora en los procesos de contratación. En promedio se tarda seis meses para iniciar la ejecución de un proyecto desde que se inicia el proceso de elaboración de pliegos. Y eso lleva al siguiente escenario. Desde que una nueva gestión inicia su mandato al menos invierte 4 o 5 meses en armar y consolidar sus equipos y otros 6 meses en realizar una primera serie de contrataciones para proyectos. Esto implica un año de un mandato de 4 o 25% del tiempo de gestión.

 

  • Engorro en los procesos licitatorios. La complejidad de los procesos para acceder a una licitación, con documentación y seguros requeridos, lejos de cubrir al Estado, genera que solo unos pocos puedan participar y comprendan los esquemas. Esto colabora con la generación de “clubes de proveedores” oferentes que licitación a licitación se reparten adjudicaciones.

 

  • Demora en pagos. Existen casos de proveedores que demoran más de nueve meses en cobrar sus servi
    cios, principalmente por complejidades administrativas. Esto, en un escenario de 40% de inflación como el actual, lleva a sobre precios o baja calidad del servicio.

 

  • Seguimiento laxo en ejecución. No existe un estándar definido de mecanismos para avalar entregables. Esto, sumado a la complejidad de las funciones administrativas, suele derivar en un esquema muy perfectible para control.

 

A su vez, una duración acotada de la gestión de los funcionarios políticos suele redundar en una planificación cortoplacista de los proyectos a ejecutar.

 

Como posible solución a los problemas planteados existe un grupo de iniciativas que podrían impactar muy fuertemente en la eficiencia de los proyectos públicos.

 

  • Crear la carrera de Director de Proyectos Públicos dentro del Estado. Estos profesionales serían responsables de la propiedad de los proyectos estratégicos, incluso si involucran a más de un organismo.

 

  • Desarrollar un órgano transversal a todos los niveles de gestión pública (Nación, provincias y municipios) que vele por la aplicación de las buenas prácticas en proyectos.

 

  • Implementar herramientas tecnológicas estandarizadas. El objetivo sería el seguimiento de expedientes, avance de obras y la gestión de proyectos. Si bien se ha realizado un avance importante en el punto de seguimiento de expedientes en ciudad de Buenos Aires y en la provincia homónima, existe mucho más a desarrollar al respecto incorporando nuevos trámites y gestiones.

 

  • Desarrollar una metodología estándar para gestión de proyectos, estandarizar documentos y herramientas, transformarlos en mandatorios para oferentes y para el Estado.

 

Se debe simplificar el proceso de contratación del Estado y algunos ejemplos de iniciativas son los siguientes.

 

  • Ampliación de los límites licitatorios por mecanismos más simples.
  • Simplificar proceso de alta como proveedor del Estado en todas las regiones y niveles.
  • Política simplificada para empresas pymes locales.
  • Profundización de la figura iniciativa Público-Privada.
  • Profundización de convenios con privados a través de horas profesionales o imágenes preadjudicadas (luego de proceso licitatorio) para los siguientes fines

-Desarrollo de software

-Consultoría en procesos e implementación tecnológica

-Digitalización documental

  • Estandarizar un tablero de gestión para los proyectos públicos con apertura a la ciudadanía.
  • Generar un instituto formativo para los Directores de Proyecto Públicos sostenido por las universidades a cambio de un cupo mínimo de participantes.

 

Existen antecedentes de este tipo de iniciativas en el mundo que ya han demostrado su capacidad de repago. Por ejemplo, la Ley S.1550 en Estados Unidos crea un plan de carrera para los administradores de proyectos en el Gobierno. Desarrolla una política de administración de programas basada en estándares. Promociona los enfoques exitosos y las buenas prácticas de gestión a través de un consejo interinstitucional de gestión de proyectos.

 

Las opiniones expresadas son personales y no necesariamente representan la opinión de la UCEMA

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *