El Gobierno vuelve a apelar a los gobernadores

Mientras negocia el Presupuesto con la oposición parlamentaria moderada, buscan que las provincias reafirmen su vocación acuerdista

 

El Presupuesto 2019 fue uno de los temas principales de la reunión de Gabinete de ayer, en la Casa Rosada. Así lo reconocieron los ministros del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dos de los funcionarios fortalecidos luego del cambio de organigrama en el Gobierno y voceros con peso propio. El Ejecutivo afina el lápiz, ya en la tercera semana de discusión del proyecto en Diputados y busca que los gobernadores vuelvan a ofrecer su apoyo, dejando a un lado las diferencias. Las declaraciones duras del dirigente del Frente Renovador, Sergio Massa, luego de la foto con dos gobernadores conciliadores y el presidente del bloque que tiene que abrir las puertas de la aprobación, hicieron ruido en el oficialismo.

 

“Estamos discutiendo desde hace rato, negociando con los distintos actores del Congreso para que la Argentina tenga Presupuesto. En general, la oposición ha mostrado mucho apoyo a la gobernabilidad. Tener un Presupuesto tiene que ver con eso. Además, porque pretendemos que sea un Presupuesto que equilibre las cuentas públicas para que el Estado deje de vivir de prestado”, sostuvo Frigerio. “Vamos a seguir buscando consensos con los dirigentes de la oposición. Cambiemos no tiene mayorías parlamentarias y necesitamos de ese diálogo para obtener este instrumento”, señaló el ministro encargado de sentar a los mandatarios provinciales, a sus ministros y de tejer las negociaciones posibles con los jefes de bloque.

 

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, estuvo dos veces presentes en la comisión de Hacienda y Presupuesto. Frigerio, una vez. Además de las críticas esperadas del bloque del Frente para la Victoria, encendieron alarmas cierta dureza de algunos diputados del interbloque Argentina Federal, principal interlocutor para negociar cambios y sumar votos. Diego Bossio, en particular. Esa alarma se volvió a encender ayer con las declaraciones muy críticas de Massa respecto de los números propuestos por el Ejecutivo. “Espantoso, horrible e invotable”, así caracterizó el referente del Frente Renovador cuando se le preguntó al respecto. “Todo Gobierno tiene que tener su Presupuesto y es malo dejar a
un Gobierno sin presupuesto, pero también es malo creer que la necesidad de no aparecer destruyendo (al Gobierno) lleve al Gobierno a querer imponer cosas que son invotables”, reafirmó el tigrense.

 

Massa tuvo su foto el jueves pasado junto a los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, dos mandatarios que ya mostraron consonancia con el Gobierno y voluntad acuerdista. A ellos se sumó el presidente del bloque Justicialista en el Senado, Miguel Angel Pichetto, con quien Frigerio ya compartió dos reuniones de trabajo para acercar posiciones. Por cierto, no tiene ascendencia por sobre el resto de los mandatarios, más que un vínculo político con el chubutense Mariano Arcioni. Pero el Gobierno necesita que ellos intercedan para sumar a no convencidos. El sanjuanino Sergio Uñac, el chaqueño Domingo Peppo, el entrerriano Gustavo Bordet, el neuquino Omar Gutiérrez, el rionegrino Alberto Weretilneck y el misionero Hugo Passalacqua forma parte del lote de gobernadores que pueden ofrecer ese puente.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *