El consumo cayó 5,6% interanual en septiembre

Según el Instituto de Trabajo y Economía, fue la cuarta baja consecutiva. El desplome seguirá en los próximos meses por la pérdida de poder adquisitivo

El consumo cayó 5,6% interanual en septiembre

 

El consumo se desploma al compás de la inflación, las altas tasas y, sobre todo, de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y las prestaciones sociales. El Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala publicó hoy su Indicador Mensual de Consumo de septiembre. El resultado: una caída interanual del 5,6%, la cuarta consecutiva. El declive continuará su curso en los próximos meses.

 

La serie sin estacionalidad arrojó una contracción de 3% mensual y acumula una baja de 7,7% desde diciembre. “De esta manera el consumo continúa sin encontrar piso, afectado por una creciente inflación, que alcanzó el 6,4% mensual”, señala el informe.

 

 

El ITE destacó algunos datos del consumo de septiembre. La caída en las ventas de autos nacionales del 49,8% interanual y la suba del IVA Neto del 7%. También resaltó que, según CAME, las ventas minoristas se hundieron 9,2%, con caídas de dos dígitos en bienes no esenciales como juguetes, muebles, artículos deportivos y electrodomésticos. Además, remarcó el retroceso del crédito real en pesos del 0,1% interanual “con fuertes
bajas respecto de agosto en todas las líneas: adelantos (4,1%), documentos (7,4%), hipotecarios (4,6%), personales (4,8%), prendarios (6%) y tarjetas (2%)”.

 

En ese marco, el estudio señala que en el tercer trimestre el consumo cayó 3% interanual, la primer baja trimestral del año.

 

Lo que viene

 

“Para los próximos meses esperamos que el consumo continúe en contracción, afectado por la caída de los ingresos reales: jubilaciones, asignaciones familiares y salarios. Los arrastres de inflación para el mes de octubre, así como también una renovada suba en bienes y servicios regulados (prepagas, gas, transporte de pasajeros y naftas) aseguran una nueva caída en el poder de consumo de los sectores populares”, consideran desde el ITE.

 

Y agregan: “Por su parte, el deterioro del mercado de trabajo (destrucción de empleo en ramas de mayores salarios y suba de la informalidad) continuará afectando al consumo en el último trimestre”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *