El uso de la capacidad instalada de la industria cayó al 63% en agosto

Bajó 4,3 puntos respecto del mismo mes de 2017, informó el Indec. Productos textiles (53,4%), edición e impresión (53,9%) y metalmecánica (53,9%), los sectores más castigados

El uso de la capacidad instalada de la industria cayó al 63% en agosto

 

La industria sigue acusando recibo de las crisis económica. En agosto, la utilización de la capacidad instalada en la industria fue del 63%, 4,3 puntos porcentuales por debajo del nivel registrado en el mismo mes de 2017 (67,3%), informó esta tarde el Indec.

 

El uso de la capacidad instalada de la industria cayó al 63% en agosto

 

Los sectores más afectados, con un uso de su capacidad instalada menor al 58%, fueron los productos de caucho y plástico (57,6%), la industria automotriz (57,3%), sustancias y productos químicos (54,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (53,9%), edición e impresión (53,9%) y productos textiles (53,4%). Los productos alimenticios y bebidas también se ubicaron por debajo del nivel general con el 61,7%.

 

En cambio, los bloques sectoriales que presentaron mayores niveles fueron las industrias metálicas básicas (85,2%), refinación del petróleo (78,1%), productos del tabaco (76,7%), papel y cartón (76,1%) y productos minerales no metálicos (72,1%).

 

Sector por sector

 

“El bloque de alimentos y bebidas presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 61,7%, inferior al de agosto de 2017 (65,9%). La caída en el nivel de utilización de la capacidad instalada se origina, fundamentalmente, en las bajas de la molienda de granos oleaginosos y de la elaboración de bebidas. En el primer caso, la menor elaboración de aceite y subproductos de soja y girasol produjo la retracción en la actividad de las plantas. En el caso de las bebidas, la disminución de la utilización de la capacidad instalada se vincula con el menor nivel de actividad de los segmentos de bebidas gaseosas, aguas y sodas”, detalló el informe del Indec.

 

También explicó que la fuerte caída de la industria textil, que tuvo un nivel de utilización de la capacidad instalada de 53,4% muy por debajo del 69,1% de 2017 se debió a “la contracción en los niveles de elaboración de tejidos y de hilados de algodón”.

El uso de la capacidad instalada de la industria cayó al 63% en agosto

La refinación del petróleo, con el 78,1%, mostró una importante baja contra el 85,3% de un año atrás. “En las primeras semanas del mes de agosto continuaron algunas paradas de planta que ya habían afectado el desempeño del sector en el mes de julio. Con respecto a los derivados, en agosto de 2018, se registraron caídas en la elaboración principalmente de gasoil fueloil, diésel oil y asfaltos, en comparación con los niveles de producción del mismo mes del año pasado”, analizó el organismo que conduce Jorge Todesca.

 

Por otra parte, el bloque de sustancias y productos químicos retrocedió desde el 62,3% al 54,1% “como consecuencia de las caídas registradas en las producciones de materias primas plásticas, detergentes y jabones, productos químicos básicos, fertilizantes y fibras sintéticas”.

 

En los productos de caucho y plástico hubo una caída de 2,5 puntos desde el 60,1% de agosto del año pasado, a partir de la contracción en los niveles de elaboración de neumáticos y de manufacturas de plástico.

 

Los productos minerales no metálicos alcanzaron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 72,1%, cinco puntos menor al de un año atrás. “La menor actividad del sector se vincula, por un lado, con la disminución de la producción de vidrio para envases y, por otro, con la menor elaboración de algunas líneas de materiales de construcción como artículos sanitarios de cerámica, ladrillos huecos y placas de yeso”.

 

La industria metalmecánica (excepto automotores) tuvo un nivel de utilización de la capacidad instalada de 53,9%, inferior al de agosto de 2017 (61,1%), “a partir de la disminución de los niveles de producción de tractores, cosechadoras, sembradoras e implementos agrícolas, de algunos sectores de consumo durable (en particular la línea blanca) y del segmento de envases de metal”.

 

En cambio, las industrias metálicas básicas mostraron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 85,2%, superior al registrado en el mismo mes del año pasado (79,5%), “a partir, principalmente, del crecimiento de la producción de acero crudo y, en menor medida, del incremento de la elaboración de aluminio primario”.

 

También creció el uso de la capacidad instalada en la industria automotriz, que pasó del 55,1% al 57,3%. “El crecimiento de la cantidad de unidades producidas de vehículos automotores se vincula con el aumento de las exportaciones”, apuntó el informe.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *