“Vidal tiene más capacidad de diálogo que el Gobierno Nacional”

El Economista dialogó con Graciela Camaño (Diputada Nacional por el Frente Renovador)

 

Entrevista a Graciela Camaño Diputada Nacional por el Frente Renovador Por Pablo Varela

 

La diputada nacional Graciela Camaño conversó con El Economista, en la antesala de la discusión por el Presupuesto 2019. Criticó el rumbo de la economía y aseguró que, desde el Frente Renovador, buscarán una construcción electoral “lo suficientemente amplia” para 2019.

 

¿Cómo observan desde el Frente Renovador la discusión por el Presupuesto?

Nosotros lo que hacemos es esperar que el Ejecutivo termine de cerrar el proyecto que tiene componentes relativos al reparto hacia las provincias y hay otra parte que está vinculada a la administración central. El Gobierno dialogó con los ministros de Hacienda de las provincias. Nosotros no participamos de esa discusión, ni lo vamos a hacer porque creemos que es irresponsable hacerlo. Lo que es responsable es esperar a ver que el Gobierno lo termine, como marca la Constitución y lo mande al Congreso. Recién ahí nosotros podemos empezar a hablar en serio; antes es todo una entelequia.

 

Usted participó en las reuniones que Massa tuvo con los gobernadores del peronismo. ¿Qué analizaron?

El análisis es que el Gobierno desacertó desde el primer momento. Planteaba un discurso en el que supuestamente, los problemas se iban a resolver en el corto plazo. Fueron poniéndoles metáforas. Entonces tuvimos los “brotes verdes” y ahora resulta que estamos en “la tormenta”. Está muy lleno de metáforas el Gobierno y sin una realidad de cumplimiento de los compromisos electorales. Creo que hay gente que la está pasando mal y además tiene la bronca de haber sido decepcionada, de que le hayan dicho cosas tales como que era fácil resolver el tema de la inflación. La realidad no favorece a la línea argumental del Gobierno.

 

¿Imagina al Frente Renovador apoyando lo que le parece bien y señalando que lo que no como hasta ahora? ¿O llegó el momento de marcar siempre una posición opositora?

Nosotros somos oposición. Sucede que no vamos a votar en contra de la gente. Si el Ejecutivo trae un proyecto para resolver los problemas de la ciudadanía, no te quepa la menor duda que lo vamos a acompañar, aún pagando un costo político. Si el proyecto sigue acumulando en los más ricos, y sigue perjudicando a la mayoría de los trabajadores y jubilados, ahí vamos a seguir estando del lado de la gente. No vamos a tener actitudes especulativas sobre qué es lo que nos conviene a nosotros.

 

¿Existe la posibilidad de que el Frente Renovador quede ligado al Gobierno por dar “gobernabilidad”?

Repito. Somos una fuerza política de oposición. Queda claro en el discurso público y en los proyectos a los que nos opusimos. Lo que nosotros no pudimos fue hacernos los ‘locos’, como hacía el kirchnerismo. Es un Gobierno que surgió porque el pueblo lo votó, y tuvo una situación desfavorable que fue que el anterior no le pusiese la banda presidencial como es tradición. Era muy difícil decir, ‘nosotros no vamos a acompañar la decisión del pueblo’. Dimos herramientas para arrancar y para la gobernabilidad. Lo que no dimos nunca, fueron herramientas que perjudiquen a los argentinos.
Reapareció Massa en la escena pública. ¿Qué viene para el Frente Renovador en lo político? Nosotros tenemos un bloque fuerte de diputados tanto en la provincia como en la Nación. Tenemos un bloque fuerte de senadores en la provincia. Es una constante el trabajo en proyectos con los equipos técnicos de Massa. Después hay otro trabajo que es más ligado al aspecto político, que es cuando nos juntamos, andamos por el interior del país, con diferentes sectores de la sociedad. Un poco es lo que hace Sergio (Massa) en este período, en donde él considera que no puede estar hablando, porque la sociedad también a él lo ha puesto en un lugar. Prudentemente se mantiene en ese lugar.

 

¿Se puede afirmar que con Vidal y Larreta hay diálogo mientras que con Macri no?

En realidad hay una relación lógica con el Gobierno de la provincia, porque la provincia tiene más capacidad de diálogo que el Gobierno Nacional. Nada más que eso. Diálogo de gestión.

 

¿Usted cree que el Frente Renovador debe confluir electoralmente con el  peronismo federal?

Nosotros aspiramos a una construcción electoral que sea lo suficientemente amplia como para tener una coordinación en lo que deben ser las cuestiones del país. Es necesario definir siete ejes, y en esos ejes tiene que haber una conjugación de verbos comunes, pero también tiene que ser lo suficientemente amplia y que se sientan representados todos. Siempre hemos tratado de ampliar el horizonte. Por supuesto que reconocemos el valor del reconocimiento electoral que tienen no solo los gobernadores sino los intendentes, que han sido legitimados por el voto popular.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *