En otra rueda de calma, el dólar perforó los $38

7 de septiembre, 2018

El dólar volvió a bajar y cerró a $37,61

 

El mercado cambiario sumó su tercera rueda en baja y la segunda sin la necesidad de intervenciones del BCRA. En un escenario de mayor calma tras la fuerte escalada que lo llevó a rozar los $42, el dólar minorista retrocedió hoy 51 centavos a $37,81 y el mayorista bajó 36 centavos a $36,99. Las claves del cambio de tendencia en las últimas jornadas pasan por las novedades que llegan desde Washington, una intervención más decidida del BCRA durante la semana y la escasez de pesos en un plaza casi seca.

 

“El dólar sigue bajando, sin intervenciones del BCRA y con poco volumen operado. Hoy en la última hora un cierto equilibrio alrededor de $37 que fue el precio de la apertura”, destacó Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. El analista consideró que el mercado encontró “un equilibrio entre oferta y demanda con mayor volumen operado”. Hoy se hicieron US$ 399 millones, 31% más que ayer.

 

En las tres últimas ruedas el tipo de cambio mayorista perdió buena parte de la suba anterior. Pero aun así terminó la semana 14 centavos arriba del cierre del viernes pasado.

 

Los analistas creen que el dólar podría estabilizarse algunas semanas en esta zona, pero aún no dan por cerrada la corrida de forma definitiva

 

“La oferta y los ingresos desde el exterior volvieron a predominar en una jornada de desarrollo tranquilo y deprimieron otra vez la cotización de la divisa norteamericana”, apuntó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

 

Durante la rueda de hoy, no se registraron operaciones en el mercado de futuros del MAE. En los futuros del Rofex, se operaron US$ 745 millones, de los cuales más del 60% se pactó para septiembre y octubre con precios finales a $37,82 y $39,33 a una tasa del 35,61% y 42,76% TNA, respectivamente. Todos los plazos mostraron bajas promedio de alrededor $0,50 y acompañaron la baja del spot.

 

Los analistas consideran que el tipo de cambio podría estabilizarse algunas semanas en este rango (e incluso bajar un poco más), pero aún no dan por cerrada la corrida debido a la persistencia de los desequilibrios estructurales y la vulnerabilidad del peso a los coletazos externos.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *