Moyano y Pignanelli con nuevos gestos hacia CFK

El camionero y el dirigente de los mecánicos ya no ocultan su cercanía política con la expresidenta

 

Tomaron distancia, en momentos distintos. Y, con más o menos virulencia, cruzaron dardos con Cristina Kirchner. Ambos, además, se mantuvieron lejos de Unidad Ciudadana durante las elecciones de medio término pasadas. Pero algo comenzó a cambiar desde este año. Con gestos más frecuentes de acercamiento. Y hasta un encuentro que los tuvo como protagonistas. El camionero Hugo Moyano y el dirigente de los mecánicos Ricardo Pignanelli ya no ocultan su cercanía política con la expresidenta y actual senadora y admiten la posibilidad de confluir con el armado del kirchnerismo para el año próximo.

 

“Si no hay otro candidato que esté en condiciones tendrá que ser ella”, sostuvo Moyano hace unos días. “Nos hemos propuesto con todos los sectores sociales, nacionales y populares, unir al peronismo para ver sí en el 2019 podemos ser gobierno. Al mismo tiempo para ver qué piensa la gente y para salir de esta situación tan perjudicial para los que menos tienen”, señaló el exlíder cegetista ayer en la Legislatura bonaerense con diputados y senadores que integran los bloques de Unidad Ciudad-FpV-PJ. La senadora provincial Teresa García y la diputada Florencia Saintout, ambas titulares de los respectivos bloques kirchneristas, fueron sus interlocutores. El canillita Omar Plaini acompañó a Moyano. También estuvieron los legisladores Marino Pinedo y Miguel Funes, entre otros.

 

“Por su carácter, Cristina Kirchner no trató bien a los dirigentes. Pero a los trabajadores y a los humildes los cuidó y eso tiene que estar por sobre todas las cosas”, sostuvo ayer Pignanelli en la radio AM530. “Tenemos que hacer una unidad del peronismo hasta que duela. Nos tenemos que olvidar de todos los intereses individuales”, agregó en términos más políticos. Con un perfil más alto de lo acostumbrado, el dirigente mecánico también combina acercamiento a la senadora nacional con críticas crecientes al gobierno de Cambiemos. “La CGT quiso darle oportunidades al Gobierno pero no fue escuchada. Se terminó desgastando”, sostuvo sobre la central, de cuya conducción se encuentra distanciada. Y predijo un paro general contundente para el martes 25.

 

Con Moyano volverán a verse las caras hoy. A las 15, en el microestadio de Ferro, en el plenario de regionales de gremios confederados como parte del recién creado Frente Sindical para el Modelo Nacional. Junto a la Corriente Federal de los Trabajadores que encabeza el bancario Sergio Palazzo y buena parte de los sindicatos disidentes respecto del triunvirato.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *