Moody’s: “Mayores medidas de austeridad amenazan con una profunda recesión”

Para la calificadora, “la incapacidad del gobierno para contener la volatilidad financiera interna y el tipo de cambio indican una alta vulnerabilidad a los cambios en la confianza de los inversores”

Moody's: la recesión durará todo 2019

 

El sell-off que estuvo viviendo el mercado financiero luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara la semana pasada que pedirá que le aceleren los desembolsos del Fondo Monetario Internacional (FMI), generó inquietudes por parte de los inversores acerca de la capacidad del Gobierno para cubrir sus necesidades de financiación hasta 2019. Un reciente informe de Moody’s, la calificadora de riesgo, dice que la revisión de los términos que fueron originalmente acordado con el FMI conllevará medidas de austeridad adicionales, con mayores tasas de interés y políticas fiscales más restrictivas que “amenazan con hundir a la economía en una profunda recesión”.

 

“La incapacidad del gobierno para contener la volatilidad financiera interna y el tipo de cambio de Argentina indican una alta vulnerabilidad a los cambios en la confianza de los inversores, una de las principales debilidad de su perfil de crédito. El aumento de las tasas de interés de la semana pasada fue el último de una serie de políticas medidas que, hasta el momento, han sido insuficientes para restablecer la confianza de los inversores”, recuerda a la agencia de riesgo.

 

Desde el inicio de la crisis en abril, el gobierno se comprometió a reducir el déficit y endurecer la política monetaria como parte de un programa de ajuste acordado con el FMI para controlar los desequilibrios macroeconómicos. Sin embargo, dice Moody’s, a pesar de la política del gobierno, la moneda argentina ha seguido bajando.

 

“Como la agitación se ha intensificado, los diferenciales de riesgo argentinos divergen cada vez más de los de otros mercados emergentes”

 

“Además, como la agitación se ha intensificado, los diferenciales de riesgo argentinos divergen cada vez más de los de otros mercados emergentes. Esta condición se ha acelerado de manera similar a la observada en Turquía, un soberano en medio de su propia crisis monetaria con debilidades algo similares a las de Argentina, como la gran dependencia de financiamiento y grandes desequilibrios externos”, acota la calificadora.

 

Añade que la expectativa de un apoyo financiero continuo del FMI y una respuesta política proactiva por parte del gobierno son elementos que brindan respaldo al perfil crediticio actual de Argentina. Además, la carga frontal de los desembolsos del FMI debería permitirle al gobierno cubrir las necesidades de financiamiento a corto plazo hasta el próximo año, lo que limitaría el riesgo de refinanciamiento interno y externo del soberano.

 

“Aunque un menor crecimiento y tasas de interés internas más altas probablemente compliquen los esfuerzos de consolidación fiscal de las autoridades, esperamos que las decisiones de política sigan estando ampliamente alineadas con el objetivo de las autoridades de reducir los déficits fiscales. Las próximas negociaciones presupuestarias proporcionarán una indicación de la capacidad política de la administración Macri para llevar a cabo su compromiso de controlar las finanzas públicas en un entorno económico y político desafiante”, señala Moody’s.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *