“El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y a la justicia social”

Como antesala del paro general, las CTA, el moyanismo, la Corriente Federal, los movimientos sociales y la izquierda convocaron a una multitud en Plaza de Mayo

"El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y a la justicia social"

 

En la antesala del paro general de mañana y como corolario de la medida de fuerza de 36 horas convocada por las CTA y los sectores disidentes de la CGT, una multitud colmó la Plaza de Mayo para reclamar contra el ajuste, el hambre y los despidos, y exigirle al Gobierno que cambie su programa económico.

 

Hugo Yasky, titular de la CTA de los Trabajadores y uno de los oradores del acto central, lanzó: “El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y a la justicia social”. El dirigente destacó la amplitud de la convocatoria y la coordinación con la CGT, y adelantó que “no va a ser la última vez”. “Hay que construir un plan de lucha para declarar la emergencia social, educativa y laboral”, planteó.

 

Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, fue uno de los más duros: “Vamos a tener que hacer una y mil marchas y paros porque un paro no va a alcanzar. O se cae este modelo económico o estos tipos dejan el Gobierno para que gobiernen quienes quieren que le vaya mejor a Argentina”. Aseguró que “no es cierto que la única alternativa que tenemos como pueblo sea aceptar esta vergüenza y deshonra que tenemos como Gobierno y al FMI. Hay que convencer a nuestro pueblo de que hay otro camino. Hay que abrir las paritarias, lograr un aumento de emergencia para los trabajadores, recuperar la industria nacional y parar los despidos”.

 

"El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y a la justicia social"

 

Más temprano, la jornada de protesta había comenzado con tensión en el puente Pueyrredón, donde la Prefectura había montado un cordón para impedir que las columnas de manifestantes ingresaran a la CABA desde el sur del GBA. Pero luego de leves enfrentamientos y represión con gases, los movimientos sociales lograron continuar su marcha a Plaza de Mayo.

 

La protesta, que según los organizadores nucleó a cerca de 500.000 personas, se desarrolló en el marco del paro por 36 horas que comenzó este mediodía. La medida de fuerza fue convocada por las dos CTA y del que también participan movimientos sociales y sectores disidentes de la conducción de la CGT, encabezados por el sindicato de Camioneros de Hugo Moyano, la Corriente Federal y el Smata.

 

"El país dice no al presupuesto del FMI y sí a la dignidad y a la justicia social"

 

Mientras tanto, esta medianoche empezará el paro general de la CGT, que paralizará la actividad industrial, los servicios y el transporte, entre otras ramas de actividad.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *