La inflación podría ser la más alta desde 1989-1990

Si promedia 4% mensual hasta diciembre, quedaría apenas arriba del 45%

Inflación: octubre tiene piso de 5% y 2018, de 45%

La inflación podría ser la más alta desde 1989-1990. El jueves, el Indec dará a conocer el IPC del mes de agosto y se espera que sea uno de los más calientes desde enero de 2016, tras la devaluación posterior a la unificación cambiaria. Los privados ya anticiparon que daría cerca de 4%. Hasta julio, acumula 19,6%, es decir, ya se acercaría a 25% en el octavo mes del 2018 y con cuatro más aún.

 

Aunque el REM del BCRA proyecta la inflación del 2018 en 40,5%, otras proyecciones la avizoran aún más arriba y rompiendo los tristes registros de 2002, 2014 y 2016: 40,9% (Indec), 38% (IPC-CAB) y 41% (IPC-CABA), respectivamente.

 

Según el propio Gobierno, la inflación será de 42% en 2018

 

El incremento del tipo de cambio de agosto disparó nuevamente la inflación. Además, las tarifas (dolarizadas en su mayoría en la gestión de Juan J. Aranguren) continuarán en alza y forman parte de un calendario de aumentos de precios regulados que se extenderá todos los meses venideros (exceptuando noviembre). A eso se suma la tradicional inercia de 25% anual.

 

La consultora Macroview de Carlos Melconian y Rodolfo Santángelo proyectó que, de mantenerse una tendencia de aumento de precios de 3% mensual en el periodo de septiembre-diciembre, la inflación de 2018 sería de 40%, menor a 2002 y 2016. Pero si fuera del 3,5% mensual en dicho período, redundaría en 43% y con 4% mensual, algo arriba de 45%. En ambos casos, la más alta desde 1989-1990. Aunque lejísimos de esos registros hiperinflacionarios, sería la más alta dentro del club de inflaciones moderadas-altas.

 

 

El Gobierno apuesta a mecanismos como Precios Cuidados para frenar la inflación, pero ese mecanismo no suscita mucho apoyo ni siquiera entre ex funcionarios. El propio Luciano Cohan (ex Hacienda) señaló ayer que tiene un impacto despreciable y “homeopático”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *