Fofeso: el Gobierno debió ceder para no reagrupar a la oposición

El fin del Fondo Sojero podía entorpecer la negociación por el Presupuesto 2019

 

La sesión especial había sido convocada el jueves pasado. Mientras el Gobierno terminaba de cerrar los trazos finos del proyecto de Presupuesto 2019, que presentó el lunes pasado, con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne a la cabeza. Y encendió rápido las luces de alerta. Lo que más preocupaba era que el pedido para dejar sin efecto el decreto de necesidad y urgencia del presidente Mauricio Macri que terminaba con el Fondo Federal Solidario contase con las firmas, en buen número, de legisladores del interbloque de Argentina Federal, ligados a algunos de los gobernadores más “acuerdistas” del peronismo. Con muchos de los cuales debía negociar la aprobación de la ley de leyes.

 

Ayer el Gobierno decidió poner paños fríos y, de alguna manera, ceder en la asignación de esos recursos para no reagrupar a la oposición, riesgo que no quería correr, en un contexto donde el Presupuesto es prioridad. Por eso decidió crear por decreto un Programa de Asistencia Financiera y girar a las provincias $4.125 millones para compensar parte de la pérdida de esos recursos. Esos fondos llegarán en cuatro cuotas mensuales a las provincias que firmaron el año pasado el Pacto Fiscal, que a su vez deberán girar el 50% de lo que reciban a los municipios. Todas, salvo La Pampa y San Luis que no firmaron el acuerdo a fines del año pasado.

 

Los sectores acuerdistas del peronismo agradecieron la medida. Estaban presionados por los propios intendentes del partido para endurecer la crítica. El jefe del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, fue uno de los primeros que se manifestaron. “Es un avance importante, en un tema que nos tenía preocupados”, sostuvo. A su vez, señaló que, respecto a 2019, lo que las provincias no reciban del Fondo Sojero podría ser reemplazado por la “mayor recaudación”, a partir de la adenda al Consenso Fiscal. Kosiner es uno de los legisladores más cercanos al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que lidera el sector de los mandatarios acuerdistas. Andrés Zottos, exvicegobernador de Urtubey, por caso había sido uno de los firmantes.

 

Los diputados nacionales del radicalismo, que se reunieron ayer con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, también agradecieron. Peña y Frigerio se acercaron al edificio Anexo de la Cámara para templar a sus socios en Cambiemos en el debate del Presupuesto. Y el tema del Fondo Sojero era una preocupación, transmitida desde el territorio. Como la reducción de los subsidios al transporte, que ya habían manifestado los intendentes de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre y Santa Fe, José Corral.

 

Desde la Federación Argentina de Municipios, en tanto, predominaron las miradas críticas. Su presidenta Verónica Magario, intendenta de La Matanza, había sido crítica de la decisión presidencial y llevó la demanda a la Justicia. También se acercó a la Comisión Bicameral que estudió el decreto, pero sin suerte. “El Gobierno retrocedió y anunció una medida compensatoria que no contempla la totalidad de los fondos que recibirían las provincias en el caso de mantenerse vigente el Fondo Sojero, además de ser sólo para el año 2018. Nuestro bloque manifiesta su decisión de insistir en la derogación del DNU que elimina el Fondo Solidario y propone la incorporación en el Presupuesto de un artículo que mantenga la vigencia del mismo”, sostuvo en un comunicado el bloque del Frente para la Victoria en Diputados. Y agregó: “El Gobierno quiere hacerle pagar el ajuste que impone el Fondo Monetario Internacional a las provincias y a los municipios, privándolas de los recursos que les permitían realizar obras y generar puestos de trabajo”.

 

“El peronismo dialoguista no se animó a defender el Fondo Sojero para los más de 2 mil municipios del país. Sin chistar, acordó compensación por un cuarto del Fondo, aceptando la extorsión del presidente Macri: que sólo sea para quienes adhirieron al Pacto Fiscal”, sostuvo Francisco Durañona, intendente de San Antonio de Areco, uno de los más duros, luego del anuncio de Casa Rosada. “La FAM judicializó el Fondo Sojero. Algunos intendentes apostamos al diálogo y encontramos una solución inmediata a las obras que estaban en ejecución. La gente no podía esperar que la justicia decida. Gracias ministro Rogelio Frigerio por transmitir nuestra preocupación al presidente Macri”, sostuvo Gustavo Sáez, intendente de Salta y aliado del Gobierno.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *