Buenos Aires presenta su estrategia de resiliencia

El Gobierno de la CABA lanzó su estrategia de resiliencia, la primera que incorpora entre sus pilares los empleos del futuro y la igualdad de género

 

Por Sofía Alvarez Beroqui

 

En la ciudad de Buenos Aires residen actualmente tres millones de personas. El área metropolitana representa la principal aglomeración del país y la segunda en Sudamérica, concentrando 37% de la población argentina. Con el objetivo de consolidarla como referente mundial, el Gobierno de la CABA presentó hoy la estrategia Buenos Aires Resiliente.

 

El proyecto integral busca implementar soluciones frente a los desafíos de la globalización, urbanización, cambio climático, e impactos a nivel social y económico. Para ello propone innovar, haciendo hincapié en diversas áreas como la educación y la diversidad.

 

La elaboración del plan cuenta con el apoyo de la red global 100 Ciudades Resilientes, que Buenos Aires integra desde 2016. La organización ayuda a ciudades de todo el mundo a generar mayor resistencia ante los desafíos del Siglo XXI. Entre otras, participan San Francisco, Barcelona, Londres, México DF, París, Cali, Bangkok y Río de Janeiro, cada una de ellas con sus particularidades y desafíos.

 

“Una ciudad resiliente debe estar preparada para enfrentar macro tendencias o cambios en el contexto que le impacten. Si bien tradicionalmente el concepto se aplicaba a la infraestructura para enfrentar fenómenos climáticos, en los últimos años se desarrolló una nueva versión orientada a las tendencias de cambio social”, comenta Federico Straface, Secretario General y de Relaciones Internacionales de la Ciudad.

 

A la vez, en diálogo con El Economista destaca que uno de los puntos más relevantes es mantener la calidad de capital humano que posee Buenos Aires y que la distingue nacional e internacionalmente: “Tenemos un conjunto de universidades que atrae cada vez más estudiantes. Todas las ciudades globales como Buenos Aires crecen en población y diversidad, eso plantea un desafío de convivencia e integración”. Centrándose en las personas, la estrategia comprende aspectos de infraestructura pero poniendo la atención en las dinámicas sociales y en la calidad de vida.

 

En la elaboración del proyecto participaron todas las áreas del Gobierno de la Ciudad, junto con organizaciones de la sociedad civil, universitarias, el sector privado, y vecinos. La implementación se dará trabajando en base a cinco pilares: integración social y urbana; innovación, talento y oportunidades; diversidad, género y convivencia; ambiente y sustentabilidad; seguridad y gestión de riesgos. Ellos contienen 14 objetivos estratégicos y 60 iniciativas prácticas concretas que consolidan la visión.

 

Eugene Zapata, director de cien Ciudades Resilientes, explica la relevancia de este caso para la región, no sólo por su dimensión, sino también por los desafíos que representa. “La estrategia de Buenos Aires es relevante a nivel mundial porque se encuentra apostando a la economía del futuro. Con la situación que atraviesa el país es una de las prioridades para que la ciudad pueda sobrevivir”, dice.

 

Buenos Aires se encuentra atravesando grandes cambios culturales, y el objetivo de este proyecto es implementar políticas públicas que los acompañen y aporten a construir una sociedad más igualitaria. El plan de desarrollo plantea un horizonte temporal hacia el 2030, pero las acciones que lo integran poseen distintos plazos. Entre ellas, se destaca la incorporación de nuevas tecnologías en el sistema educativo, los mapeos participativos para lograr una movilidad más segura, las cubiertas verdes en las escuelas, y el compromiso con la equidad de género en el mercado de trabajo.

 

Una ciudad resiliente es aquella que incluye la diversidad y potencia la inclusión. Tal como concluye Zapata: “La presente estrategia muestra una visión de la Buenos Aires del futuro, explorando las posibilidades y anticipando los desafíos para una mejor integración social. Ser resiliente se trata de un proceso que debe darse cada día en forma permanente. Las vulnerabilidades y características de la Ciudad cambian constantemente, debe estar preparada para adaptarse a ello”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *