Ante una semana clave

Macri dólar crisis economía


 

En lo financiero, la que pasó fue otra semana soñada para el Gobierno. Mientras que Mauricio Macri está en Nueva York con la idea de convencer a los inversores de que lo peor ya pasó, en los precios de los activos argentinos se ve una recuperación que ayuda a soñar. Si bien los bonos venían de una semana de recuperación, la noticia sobre que el país recibirá hasta US$ 20.000 millones adicionales en el nuevo paquete con el FMI, y que se crea un nuevo programa monetario (más realista a la idiosincrasia local), terminaron por impulsar el apetito inversor.

 

Así, la semana pasada terminó una gran jornada para la Bolsa porteña, a pesar del tropezón del viernes cuando bajó 0,43% con un volumen negociado de $ 1.512 millones. Entre Grupo Financiero Galicia (+2,49%) y Grupo Supervielle (+1,82%) transaron el 34% del volumen total. Acumulado, el saldo semanal arrojó una suba del índice Merval del 13,90%, el segundo mejor registro en lo que va de 2018.

 

Los bonos en dólares cerraron tomadores una semana plenamente positiva, con subas del viernes de US$ 1 promedio para el tramo medio y 50 centavos para el tramo largo de la curva. Así, el saldo semanal acumula subas de casi 5% en promedio. Por su parte, la deuda en pesos mantiene su firme camino para ajustables por Badlar y Cer mientras surge una progresiva demanda por Lecap, que cerraron la semana operando en niveles del 42-43% TNA.

 

Finalmente, luego de los comentarios del titular del BCRA, Luis Caputo, el dólar operó ofrecido desde el arranque para bajar el viernes $ 1,05 (-2,75%) y cerrar en $ 37,15, mínimo del día. El volumen negociado fue de U$S 311 millones spot en MAE. De esta manera el tipo de cambio bajó en la semana $ 2,71, desde $ 39,86.

 

Según el Banco Ciudad, sobre la base de las señales que apuntan a la convergencia al equilibrio de las cuentas públicas, combinadas con una reformulación del acuerdo con el FMI (incluyendo la perspectiva de un refuerzo), la semana que pasó se profundizó el cambio de humor en los mercados.

 

Los incrementos en las cotizaciones de los títulos públicos “son el espejo de la reducción que ha venido registrando la prima de riesgo país desde comienzos de mes”, que pasó de 783 a 590 puntos básicos, quebrando la barrera de los 600 puntos por primera vez en dos meses. En el mercado bursátil, detallan, también se profundizó el cambio de tendencia, acumulando el índice Merval un alza de 29% desde finales de agosto (+33% en términos de dólares).

 

“Se trata de pasos importantes para descomprimir la tensión financiera, condición sine qua non para comenzar a normalizar el resto de las variables macroeconómicas”, dice el Banco Ciudad.

 

“Se cierra la mejor semana del año para el mercado accionario local. El Merval, medido en dólares, tuvo una recuperación superior al 20%. La compresión de rendimientos de la deuda soberana mantuvo la sintonía y con el peso encontrando mayor calma, el mercado halló con el entorno ideal para recuperar terreno”, dice Delphos Investment.

 

Ahora, en el punto que nos encontramos, la consultora cree que se requiere agudizar aún más los sentidos dado que comienza a evidenciarse en ciertos papeles (bancos, por ejemplo) valuaciones fuera de la zona “barato”.

 

“Creemos que la continuidad del momentum depende ahora de los flujos y de inversores rotando sus carteras hacia papeles rezagados”, agrega. Por este motivo resulta fundamental mantenerse atentos a una reversión del mismo y, segundo, comenzar a tener una estrategia más selectiva en lo que refiere a los papeles, posicionándose en aquellos con mejores fundamentos y elevada liquidez, acotan.

 

“Parece ser entonces que hemos llegado al momento de surfear la ola, y ello requiere velocidad para detectar cambios del momentum y para poder aplicar estrategias de stop los dinámicos, pero además, de cautela buscando solidez en aquellos papeles que guarden en sí mismo valor intrínseco fundamental”, afirman.

 

“El sentimiento alrededor de Argentina mejoró significativamente durante esta semana, reforzado en parte por las noticias positivas pero mayormente bailando al ritmo de las expectativas. Entendiendo que la dinámica de corto plazo de los activos argentinos estará plenamente asociada al nuevo acuerdo con el FMI, consideramos que cada inversor deberá posicionarse en función de sus propias expectativas”, consideró Grupo SBS.

 

A la hora de las recomendaciones, dicen que los que consideran que el nuevo programa no logrará disipar los riesgos debieran minimizar la exposición al peso y mantenerse en soberanos en dólares con vencimiento inferior a un año. Para los más optimistas, es el momento de tomar posiciones en el tramo medio de la curva soberana en dólares y apostar por las acciones, remarcan.



Lee también: