Un día inoportuno para celebrar

“El nuevo tipo de cambio permite la adecuación de los reintegros, y esto tiene bajo impacto sobre la competitividad”, dijo Sica

Las importaciones crecieron 4 veces más que las exportaciones y el rojo superó los US$ 930 M

 

Con el lema “Exportaciones en un contexto desafiante”, ayer, se celebró el Día de la Exportación, con un encuentro organizado por la Cámara de Exportadores de la República Argentina (Cera). Muy oportuna resultó la consigna, considerando que el día martes el Ministerio de Hacienda anunció la reducción de los reintegros a la exportación.

 

“Cuando se atraviesa una tormenta, sale a la luz lo decisivo y lo esencial”, así lo expresó Enrique Mantilla, presidente de Cera en la apertura. Frente a un auditorio colmado de funcionarios públicos y empresarios, resaltó que “la llave que abre la puerta del crecimiento sostenido es la competitividad”. En efecto, para ello, según Mantilla, se requiere un salto de competitividad en la exportaciones y argumentó que “para cumplir ese objetivo, es necesario elevar la tasa de inversión y de progreso técnico”.

 

Buscando estabilidad

 

Por su parte, el ministro de Producción, Dante Sica, precisó que el programa económico tiene dos canales y detalló: “Por un lado, estabilizar la macroeconomía, con foco en el cuidado de la cadena pyme, es una condición necesaria para crecer, y por el otro, con la macroeconomía ordenada tenemos que barrer los obstáculos que nos impiden ser competitivos e integrarnos al mundo”.

 

En referencia a la medida anunciada este martes por el Ministerio de Hacienda, que reduce 66% el monto total pagado en concepto de reintegros a la exportación, de acuerdo a un esquema diferenciado por producto que se conocería hoy, explicó: “Hemos mirado con cuidado aquellos sectores donde hay mucha participación de empresas pymes o donde hay mucho más valor manufacturado,en los cuales, la acumulación de impuestos es mucho mayor”. Además, Sica se refirió al relanzamiento del Plan Federal de Exportaciones y aseguró que “permitirá brindar un horizonte de mediano plazo con mayor certeza para que los empresarios sigan tomando decisiones de inversión y poder institucionalizar un canal de diálogo mucho más dinámico”.

 

Durante el evento, también estuvo el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, y allí destacó: “Nuestra principal ventaja es el talento de la gente y la gran eficiencia para producir alimentos que el mundo quiere y necesita. El Estado no puede sólo y los privados tampoco”, y enfatizó: “Debemos trabajar juntos para poder cumplir uno de los principales ejes que es derrotar la pobreza de la Argentina”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *