Sustentología, ¿una nueva palabra verde?

Crear una palabra para incentivar la concientización es positivo, pero no mejora la confusión reinante con las expresiones verdes

 

Por Mariana Conte Grand Economista ambiental de la Universidad del CEMA*

 

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) está teniendo su XXV Congreso en estos días. Dicha asociación agrupa a productores agropecuarios que impulsaron la difusión de la siembra directa en nuestro país. Este método, también llamado de siembra directa sobre rastrojo, es una técnica de cultivo sin arado. Sus principales ventajas son que reduce la erosión y degradación del suelo e implica un menor consumo de combustibles y energía.

 

Este encuentro de Aapresid es una oportunidad para compartir conocimientos para todas las personas que se dedican al sector agrícola, no solamente productores sino de industrias relacionadas y también para académicos. Esto se corrobora con la gran cantidad (varios miles) de participantes del mismo y la cantidad (varios cientos) de disertantes y expositores.

 

La convocatoria se hizo bajo el lema de “sustentología”. Esta palabra no figura en el diccionario de la Real Academia Española. Ya el año pasado esta Asociación había convocado a su congreso con un término que tampoco es del español: “resiliar”. Se pensó en poner énfasis en la resiliencia, que es la capacidad de adaptación frente a una situación adversa. Para su XXV reunión anual, la Aapresid decidió enfocar cuestiones de sostenibilidad. Esto es muy positivo ya que la producción sostenible es clave no solamente para conservar el medio ambiente local sino para poder potenciar las exportaciones del sector.

 

El tema con las cuestiones ambientales es que ya hay muchas palabras que se usan mal. Más precisamente, tenemos un Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable por hacer una mala traducción del idioma inglés. En efecto, en inglés, se habla de “sustainable development” y “sustainability”, que significan poder ser mantenido a cierta tasa o defendido racionalmente. En español, según la Real Academia Española, “sostenible” es que se puede sostener (en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente) y “sustentable” que se puede sustentar o defender con razones. “Sustentabilidad” no está en el diccionario de la RAE, y “sostenibilidad” significa cualidad de sostenible.

 

También, en relación a los términos “verdes”, se suele intercambiar desarrollo sostenible con economía verde o crecimiento verde, cuando en realidad que la economía sea verde no implica que haya crecimiento verde, y que haya crecimiento verde no significa que haya desarrollo sostenible ya que esta expresión tiene que ver esencialmente con lograr asignar todos los recursos disponibles (incluidos los ambientales y sociales) eficientemente.

 

Si uno observa las publicaciones de organismos gubernamentales, empresas y asociaciones civiles, puede ver lo mal que se usan las palabras referidas a cómo las actividades económicas se relacionan con el ambiente. Lo correcto es hablar de Desarrollo Sostenible y Sostenibilidad. Crear una nueva palabra como “sustentología” es positivo para incentivar la concientización sobre la importancia de lo ambiental en la producción agrícola, pero no parece una gran idea de mejora ante la confusión reinante con las palabras verdes.

 

 Las opiniones expresadas son personales y no necesariamente representan la opinión de la UCEMA.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *