“Nos va mejor apostando a ICO que a cripto”

El Economista dialogó con Gonzalo Arzuaga (Terrífico Capital)

 

Entrevista a Gonzalo Arzuaga Terrífico Por Ariel Bazán

 

En medio del auge de las criptomonedas, el fondo Terrífico Capital encontró un nicho rentable dentro de ese segmento: apostar a las ICO (Initial Coin Offering), es decir a los nuevos “tokens” que se lanzan. En diálogo con El Economista, el director del fondo, Gonzalo Arzuaga, explicó como funciona la operatoria.

 

¿Cuál es negocio de Terrífico?

Es un fondo de inversion en criptomonedas, y dentro de eso solamente dentro de las ICO, que son las monedas nuevas que se lanzan. Hay 1.600 de esas divisas pero nosotros no apuntamos a las que ya se compran y venden en los exchanges, que ya tienen liquidez, sino a proyectos que todavÍa no llegaron a esos mercados: es decir, las monedas a crearse.

 

¿Por qué invierten en nuevas monedas que se lanzan en ICO y no en otras ya existentes?

Creemos que tienen mas “upside” las monedas nuevas que las existentes. Por ejemplo, este año el promedio de las top 20 monedas cayó un 60% y nosotros con nuestras inversiones en ICOs estamos 30% arriba. Esto porque apostamos a monedas que están por crearse y que, si bien tienen más riesgo, también tienen más potencial porque las compramos a buen precio antes de lanzarse para revenderlas luego a mayor valor. Sería como si comprarámos a nivel mayorista y luego las vendiéramos a minorista.

 

Pero esas nuevas monedas, si bien pueden ser más rentables, también tienen riesgo de más volatilidad…

Si, es un segmento más volátil, riesgoso e ilíquido, pero eso está compensado por su posible upside. Nuestro objetivo es hacer “5X” por año, es decir multiplicar por cinco el capital invertido, y para eso decidimos no diversificar en tantas criptomonedas sino en menos. Esto nos permitirá concentrar las balas en menos apuestas con más potencial, unas dos o tres por año, a lo sumo cuatro.

 

¿Pero diversificar menos no es más riesgoso para un segmento tan volátil?

Paradójicamente, aunque diversifiquemos menos tenemos más chance de ganar porque podemos elegir mejor y ponernos más exigentes al mirar los fundamentos de los proyectos. Apostando a menos lugares podemos ser más exigentes que poniendo un poco en muchos lados. El camino está marcado y queremos seguir trabajando en esa línea.

 

¿Y cómo evalúan el riesgo de una nueva ICO?

No es sencillo, requiere varias cosas. La primera validación es el equipo de trabajo, que además de ser confiable es ideal que tenga experiencia en tecnología y además en blockchain, tockens y criptomonedas, aunque esto último es dificil porque este universo es aún nuevo. Por otro lado nos fijamos en los “advisors”, que son los veteranos o especialistas que asesoran en los proyectos. En este caso, una empresa convoca a un equipo de figuras para que le presten el nombre para ganar credibiilidad: naturalmente, uno tiende a confiar más si en un proyecto el asesor es Bill Gates que si no lo es.

 

Eso respecto a los equipos, pero ¿qué hay sobre la empresa en sí?

Para eso nos fijamos en el “white paper”, antes llamado “business plan”, que es como un documento técnico que explica lo que la empresa se propone hacer en cuanto a desafío tecnológico y cómo contribuirá al ecosistema cripto. Por otro lado, nosotros estamos apostando ahora a plataformas o protocolos, que no son tanto para el consumidor final sino para la industria: es decir, las plataformas para que después se monten en ellas el producto que irá al usuario final.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *