Macri y Rocca, mañana en Vaca Muerta

Tecpetrol inaugurará una planta de gas en Fortín de Piedra, Vaca Muerta

Macri y Rocca, mañana en Vaca Muerta

 

Tecpetrol, el brazo energético del Grupo Techint, inaugurará mañana su nueva planta de gas ubicada en el área de Fortín de Piedra en Vaca Muerta, quizás uno de los desarrollos más prometedores del país hoy en día. El evento se llevará a cabo con la presencia del presidente, Mauricio Macri y el presidente de Grupo Techint, Paolo Rocca. Fortín de Piedra es apenas el 1% de Vaca Muerta.

 

“En marzo de 2017, Tecpetrol anunció un programa total de inversiones de US$ 2.300 millones por dos años para la extracción y producción de gas no convencional en la zona de Fortín de Piedra en Vaca Muerta”, explicaron desde la firma. Y, en tan solo quince meses, “Tecpetrol logró alcanzar una producción total de 11 millones de metros cúbicos de gas por día”, agregaron. La nueva planta de procesamiento de gas separa hidrocarburos y agua, y pone el gas en condición comercial para ser despachado de manera directa a través de los gasoductos troncales de TGN y TGS.

 

Además, la planta fue construida por Techint Ingeniería y Construcción bajo el esquema fast-track. Esto quiere decir que mientras aún se desarrollaba la ingeniería, se avanzaba en las fases de suministro y construcción.

 

En su última participación en AEA, Rocca dijo: “¿Cuál es el impacto macroeconómico de Vaca Muerta? A mi juicio, es enorme. La reducción del déficit fiscal, la reducción de la cuenta externa, del déficit externo. Argentina hoy importa fuel-oil, gasoil y LNG, y puede pasar a exportar gas. También habrá impactos sobre la reducción del costo de la energía. Ya con lo que estamos haciendo el costo de la energía va a ser en 2018 y 2019 mucho más bajo de lo que se pensaba. El sendero del costo del gas para producir energía eléctrica también va a ser menor, y Argentina va a tener la posibilidad de reducir el costo de la energía e impactar en la reducción de la inflación. Para tener una idea, la estimación del ahorro fiscal para 2018, definido como la diferencia entre el costo de importar y la integración que el Estado está dando de acuerdo a la Resolución 46, a un costo declinante, es hoy de US$ 400 millones y ese ahorro fiscal será de US$ 700 millones en 2019. El impacto en la balanza de pago es del orden de US$ 1.500 millones en 2018 y va a ser US$ 4.000 millones en el 2019”. Y concluyó: “Vaca Muerta no es potencial y ya es una realidad”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *