“Lo de Pichetto es inexplicable porque CFK no es inocente”

El Economista dialogó con Margarita Stolbizer sobre los cuadernos de Centeno y las investigaciones de la Justicia

Entrevista a Margarita Stolbizer Dirigente del GEN Por Ramiro Gamboa 

 

Margarita Stolbizer conversó con El Economista. Luego de la derrota electoral del año pasado junto a Sergio Massa, la líder del GEN retoma la iniciativa y participa activamente de las nuevas denuncias que salpican a políticos y empresarios. “Hay declaraciones realmente muy eficaces y lo contundente es que no sólo declaren empresarios, sino exfuncionarios como Uberti”, dijo. A su vez, la exdiputada entiende que “Cristina está convencida de que no puede probar su inocencia de ninguna manera, porque no es inocente”. Durante la entrevista afirma que la causa en la que Norberto Oyarbide sobreseyó a Cristina Kirchner por enriquecimiento ilícito puede reabrise.

 

Sectores del kirchnerismo atestiguan que los cuadernos no existen, y que son simples fotocopias. ¿Tiene sentido ese argumento?

No tiene sentido. Me parece que el escándalo que se desata por los cuadernos trasciende de tal manera que hace que los mismos pierdan importancia y lo más importante en realidad es lo que van declarando todos los nombrados. Porque yo me pregunto, si todos los que aparecían citados hubieran negado lo que decían los cuadernos; entonces se hubiera abierto todo un debate sobre esos cuadernos y su fortaleza probatoria. Pero todo esto desencadena un efecto dominó. Hoy más importante que los cuadernos, que ya eran una prueba bastante fuerte, terminan siendo las declaraciones. La amplificación que la causa va teniendo, mucho más que ver con las cosas que van declarando.

 

¿Algunos desean convertirse en arrepentidos para beneficiarse personalmente?

Pongo en un marco de duda cuánto realmente de arrepentimiento realmente hay o cuanto en realidad tiene que ver con la búsqueda de mejorar su situación procesal. Entonces, ellos aceptan colaborar, porque esta es la figura de un arrepentido, ¿no? La de una colaboración útil y eficaz para la investigación judicial; pero que en definitiva lo que se procura es una mejora de la posición del declarante. Sin embargo, terminan siendo declaraciones realmente muy eficaces y hoy creo que lo contundente, sobre todo de las últimas horas, termina siendo que no solo los empresarios sino un exfuncionario como Uberti declara.

 

¿Qué significa la declaración de Uberti?

Uberti formó parte de la élite del poder, porque era una de las pocas personas que gozaba de la confianza del matrimonio Kirchner; hasta el punto en que él mismo declara haber entrado al dormitorio de ellos. La fortaleza que tiene lo de Uberti es que todo esto permite ir haciendo un encadenamiento de situaciones y de hechos. Que empezaba cuando el empresario bajaba y dejaba la plata en el baúl del auto de Baratta y éste iba entregándolo en estas casas o Uberti lo entregaba. Yo creo que se está describiendo con mucha precisión ese circuito de entrega del dinero. Pero lo más importante que esto tiene, por lo menos en las dos causas en que yo he tenido participación como denunciante –Los Sauces y Hotesur–, nosotros teníamos ahí muy comprobado -y así lo dijeron también los fiscales y los jueces- lo que era como una segunda etapa: la del blanqueo dentro de ese circuito económico que se había armado para darle un piso de legalidad. Esto, a través de la formación de sociedades, hoteles, compra de inmuebles. Pero faltaba la parte que es lo que va a justificar cómo ellos hacen para comprar esa cantidad de bienes con dinero en efectivo, sin que pudieran comprobar de dónde habían sacado ese dinero. Entonces ahora, toda esta etapa, lo que nos está explicando es el delito precedente, que es responder: ¿de dónde salía y cómo se generaba ese dinero sucio que después entraba en el patrimonio?

 

Carlos Wagner contó como pagaban los sobornos. ¿Usted tiene mayor información al respecto?

No, no tengo información de eso porque yo trabajé en la etapa posterior. Sí hay una cosa para tener en cuenta y, es que todo este episodio que presenciamos tiene que ver con una parte o un canal de flujo de dinero ilegal, lo que constituía un modelo de negocios mucho más amplio durante el kirchnerismo. Porque si bien se estandarizan los montos de lo que se está dando, esto era sólo una parte. Era la devolución o el pago de las coimas por la adjudicación de obras públicas o por la obtención acelerada de certificados de pago, por ejemplo. Ese modelo de negocios se integraba con otras vías: Ciccone con la fábrica de los billetes, los subsidios al transporte –por lo que está preso Jaime–. La cantidad de plata que la corrupción se llevaba; porque es verdad que se distribuyeron miles de millones de pesos, 150.000 millones de pesos durante el kirchnerismo a través de la figura de los fideicomisos financieros, que no tenían ningún tipo de institucionalidad ni control. De eso no tengo duda. Otra cosa, que también tiene que ver con la aparición de Uberti en el escenario, es la plata que venía de las negociaciones que se hacían con Venezuela. Negocios en algunos casos vinculados con el petróleo y con el gas, pero también por ese tráfico de valijas que hacían teóricamente como aporte de la campaña; que era plata que venía directamente de Chávez a Cristina Kirchner.

 

La causa de la valija de Antonini Wilson prescribió sin que se haya esclarecido el caso. ¿Es posible que se reabra?

Podría ocurrir, pero tendría que existir, sobre la causa de Antonini Wilson, alguna declaración digamos. La diferencia que hay con la reapertura de la causa de Oyarbide, que es la que nosotros estamos pidiendo (el sobreseimiento a Cristina Kirchner por la causa por enriquecimiento ilícito), es que en esa reapertura nosotros nos basamos en tres elementos. Uno es, todo lo que ya teníamos como comprobado en las causas de lavado que eran, por ejemplo, todos los bienes que se habían comprado en el 2018. El segundo elemento, son los cuadernos que permiten vincular las fechas en que recibían la plata y en que compraban. El tercer elemento es lo que sirve para la reapertura, y es que la reapertura solamente se puede dar en la figura de lo que se llama “la cosa juzgada írrita”. Este es un instituto procesal que impide a una persona ser juzgada dos veces por el mismo delito, salvo en los casos en que el fallo hubiera estado “viciado” por un vicio sustancial como es por ejemplo: que el juez actuó sin imparcialidad o sin independencia. Entonces, lo que hay para poder reabrir esa causa es una declaración del propio Oyarbide que dice “hice lo que me dijeron”, “me apretaron del cogote”. Entonces existe eso, no es que se pueden reabrir todas las causas.

 

¿Por qué Pichetto desea mantenerle los fueros a Cristina?

Para mí es inexplicable e injustificable. Yo confío en que, tal vez, este tipo de escándalos que ponen de manera más explícita todo lo que pasó, hagan reflexionar a los senadores. También tiene que ver con que ellos vienen con una conducta, me animaría a decir, de complicidad con todos los que protegen, porque ya lo habían hecho con Menem también. Entonces, no habría ninguna justificación sobre cómo mantienen a Menem en ese lugar y en la misma situación está Cristina.

 

¿Usted votaría para quitarle los fueros a Cristina si estuviera en el Senado?

Sí, por supuesto, ya lo he planteado. Yo soy contraria a los fueros, vengo diciendo que todos los legisladores deberíamos sustraernos de los fueros y renunciar a ellos. No es cierto que sean fueros de la Cámara o del parlamento, son personales y se usan a título personal; por eso es que no se pueden hacer un allanamiento en una casa sin pedir permiso. Creo que los legisladores debemos someternos a que entren en nuestras casas y se pueda proceder a todas las investigaciones hasta el final. No hay que escudarse en los fueros. Ahora, también pienso que hay que debatir alguna reforma de tipo legislativa.

 

¿Macri interviene mediante operadores en la Justicia? ¿Usted se imagina a un primo del Presidente detenido?

No tengo ningún elemento para decir que operan. Sí estoy segura de que todo esto es directa o indirectamente
funcional a los intereses del Presidente y del Gobierno. Pero no podría afirmar una cosa así porque no tengo ningún elemento para hacerlo.

 

Cristina pidió que Macri sea llamado a declarar. ¿Usted coincide?

No coincido en nada con el escrito que presenta la expresidenta y lo digo incluso desde una posición bastante crítica como es la que yo tengo de este Gobierno; yo he presentado algunas denuncias y me parece que este no es un Gobierno lo suficientemente transparente. Aun así, hoy yo no encuentro elementos para citarlo. El escrito de Cristina es vergonzoso, no sólo desde lo político, sino también desde lo ético y lo jurídico. Porque en lugar de utilizar esa instancia, que es la declaración indagatoria, para ejercer su derecho de defensa y plantear al menos alguna respuesta a todos los hechos que se le imputan, lo que ella hace es denunciar la persecución política e intentar embarrar a otros. No me parece mal que se investigue a todos los que fueron beneficiarios de la obra pública, eso no está mal. Pero me parece que es una de las cosas que el juez tiene que determinar. Hoy ella debería estar más ocupada en hacer su defensa, pero también está convencida de que no puede probar su inocencia de ninguna manera, porque no es inocente.

 

¿Qué horizonte se imagina luego de las investigaciones judiciales? ¿Una Argentina mejor, un país menos corporativo?

Eso es lo que yo quisiera. Hay una diferencia entre lo que quisiera y las expectativas que tengo, sinceramente hasta no ver efectivamente cómo se avanza, no estoy tan convencida. Sobre todo porque la Justicia es demasiado parcial, la Justicia va siempre sobre hechos retrasados, y lo que nosotros necesitamos es trabajar a futuro para que estas cosas no vuelvan a ocurrir.

 

¿Cómo se encuentra su relación con Massa?

Tengo una buena relación con Massa, pero este no es un año electoral y uno trabaja hacia adentro de su partido, intentando de fortalecerlo, después veremos qué pasa el año que viene.

 

¿Será candidata el año que viene?

No está en mis planes.

 

¿Cómo analiza la dinámica económica del Gobierno?

Con la preocupación que tenemos todos los argentinos. Yo creo que estamos muy lejos de lo que el Gobierno había prometido de que tenían el mejor equipo económico. Este es un equipo económico que le ha agregado problemas a los que la Argentina ya tenía y no aciertan ni con las propias metas que ellos se exigen. Nos mienten, nos mintieron desde hace mucho tiempo diciendo que todo iba a estar bien, para ir a repetir un acuerdo con el FMI, que todos ya sabemos en la Argentina los costos que tiene. La verdad que volver a la fórmula fracasada de los ’90 no me parece que sea bueno, ellos no le encuentran la vuelta al problema central de la inflación. No aceptan discutir una reforma impositiva integral y siguen con los parches que aplican un ajuste hacia los sectores más vulnerables. Y se discute cómo bajar el gasto, pero no se discute el déficit, tratando de poner el punto donde hay que ponerlo, que es que efectivamente paguen más los que más tienen y más ganan. Entonces tengo una mirada realmente crítica y de preocupación. Esto tiene que ver con las cosas de todos los días, porque no es solamente la disparada brutal del dólar, es también lo que hay detrás de eso: la licuación de los salarios de los trabajadores, el aumento de las naftas y los servicios. La verdad creo que todos los argentinos tenemos muchísimos motivos de preocupación frente a la situación económica.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *