“La provincia de Buenos Aires dejó de estar en emergencia”

El Economista dialogó con Marcelo Daletto (Diputado bonaerense de Cambiemos)

 

Entrevista a Marcelo Daletto Diputado PBA de Cambiemos Por Pablo Varela 

 

El diputado provincial de Cambiemos, Marcelo Daletto, preside una comisión clave en la Cámara Baja de la Legislatura bonaerense desde la llegada de Vidal a la gobernación: la de Presupuesto. Hombre cercano a Emilio Monzó, Daletto afirma que el plan de obras públicas es “uno de los íconos a mostrar de la gestión”, y ponderó positivamente el equilibrio fiscal alcanzado en las cuentas bonaerenses basado en dos ejes: la relación con Nación, y la eficiente administración provincial. En la antesala de lo que será el debate por el Presupuesto 2019 en todos las legislaturas del país y en el marco del acuerdo alcanzado entre el Gobierno Nacional con el FMI, el recorte presupuestario y las turbulencias cambiarias Daletto afirma que la provincia tiene la solvencia necesaria para pagar “sueldos”, “proveedores” y “obra pública”.

 

Si bien hay muchos números que faltan definir, ¿cómo prevé la discusión por el Presupuesto 2019 en la legislatura bonaerense?

Al igual que otras discusiones y debates presupuestarios, con el prestigio de poder mostrar logros. La provincia dejó de estar en emergencia. Es una provincia que tiene previsibilidad para pagar sueldos, para pagar proveedores, para pagar obra pública y que se viene ordenando a pasos agigantados. Eso termina en un prestigio de la gobernadora María Eugenia Vidal. Más allá de que en las discusiones políticas no pretendemos tener una adhesión fuerte en la oposición, siempre somos acompañados. Inclusive por el kirchnerismo, muchas veces termina acompañando en la votación y reconociendo estos avances en la provincia. Por eso creemos que este año tampoco vamos a tener problemas para en los próximos meses estar sancionando el presupuesto 2019.

 

La provincia recibirá 65 mil millones de pesos por el Fondo del Conurbano. Pero al mismo tiempo hubo un recorte en el “Fondo Solidario” y se negocia Aysa y subsidios al transporte. ¿Cómo interpreta ese escenario?

Si tomamos la foto del Fondo Sojero, no hay dudas que la provincia pierde una partida de ingresos importante. Ahora, si se toma en cuenta la suma y el saldo en lo que es la relación entre Nación y la provincia de Buenos Aires en los últimos dos años y medio, no hay duda que la provincia (en la comparación con el resto del país) ha crecido enormemente. Tanto lo que recibió en 2016 y 2017 como ayuda extraordinaria, como lo que ha recibido en 2018 y va a recibir en 2019 de forma ordinaria. Por lo cual la provincia se encuentra fortalecida y si a eso le sumamos otras medidas que ha tomado el ejecutivo. La provincia tiene demasiados pergaminos para mostrar con respecto al presupuesto y ya hay una confianza por parte de la oposición.

 

En contextos inflacionarios la recaudación siempre crece nominalmente, pero no siempre supera a la inflación. ¿Cómo está la recaudación?

Nadie puede negar que los números negativos de actividad que empiezan a aparecer en los últimos meses, puedan llegar a tener un resentimiento en la recaudación en la provincia. Sigue siendo en comparación con otras provincia e incluso con el Estado Nacional, números muy positivos para la provincia de Buenos Aires. Creemos que no estamos ajenos a la crisis, pero creemos que vamos a poder transitar la crisis y salir fortalecidos.

 

El año que viene será clave por lo electoral ¿Cómo cree que van a impactar los recortes en materia de obra pública?

Una de la características del área presupuestaria de la gestión Vidal es la de habernos acercado al objetivo inicial de llevar los gastos de capital al 10% del Presupuesto. Cuando llegamos estábamos a penas arriba del 3%. eso nos permite cubrir una gran deuda de infraestructura. La provincia tiene 10 mil kilómetros de ruta que administrar y nosotros nos damos el lujo de repavimentar mil kilómetros al año. Lo mismo apostar a la obra hídrica. Por eso yo pienso que este es uno de los íconos a mostrar de la gestión Vidal, que es el alto nivel de obra pública que vamos a tener.

 

¿Los recursos en materia de obra pública van a estar mayormente destinados al Conurbano?

Hay un plan de obra pública que no se cambia año a año. Primero porque ha estado centralizado en dar una inyección de infraestructura, de dedicarse a las obras hídricas u obras viales que son las que no se ven, porque únicamente lo ven quienes viajan. Un plan tiene que sostenerse durante una década, por eso la provincia va a continuar con estos dos ejes que son las obras hídricas y las viales.

 

Estos últimos meses ha habido una turbulencia en materia cambiaria y una pronunciada devaluación. ¿Cómo afecta esto a la provincia para nuevos financiamientos o para los compromisos ya contraídos en moneda extranjera?

El 70% de la deuda de la provincia es en moneda extranjera. Ese es el porcentaje que se mantiene en los últimos años. Cuando nosotros llegamos en diciembre del 2015, necesitábamos nueve meses de recaudación para pagar esa deuda. Hoy necesitamos seis meses para hacerlo. Por lo tanto, si bien nominalmente el porcentaje se mantiene alto, de acuerdo a nuestra capacidad de ingresos, es menor a lo que era en 2015.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *