La bajante del Paraná complica embarques

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el fenómeno afecta notablemente al complejo sojero desde el punto de vista logístico

 

Una vez más, las condiciones climáticas afectan la actividad agroindustrial. Desde hace un par de semanas, debido a la bajante extraordinaria que viene sufriendo el Río Paraná en los últimos meses, la medición en el puerto de Rosario se encuentra en aproximadamente 0,50 metros por debajo del plano de referencia. Este fenómeno se verifica en los diferentes pasos del río y surge a partir de la falta de lluvias en el sur de Brasil que tributa sobre los ríos Paraná y Paraguay. En este sentido, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), realizó un informe sobre los efectos que acarrea este fenómeno. Al respecto, señalaron que “tiene un impacto sobre el volumen de mercadería que efectivamente se logra cargar en los buques que están a la espera o en muelle en los puertos del up river y, sobre el costo para los operadores de todo el sistema”.

 

Doble impacto

 

Los autores del análisis: Patricia Bergero, Julio Calzada, Cristian Russo y Guillermo Wade, resaltaron: “Estando el nivel del agua como se encuentra en la actualidad, aproximadamente dos pies por debajo de la profundidad habitual, la probabilidad es que los buques tengan que cargar dos pies menos que los 10,36/10,51 m habituales”. Esta menor carga, especialmente en el Gran Rosario, para los analistas implica costos logísticos y de transporte mayores que deberán ser afrontados por las industrias, puertos y operadores de la zona. En este sentido, cabe recordar que en el Gran Rosario se localiza el 78% de la capacidad teórica de procesamiento nacional de semillas oleaginosas. Según Bergero, Calzada, Russo y Wade, los registros obtenidos en las últimas semanas muestran que la altura del Río Paraná en el Puerto de Rosario es la más baja desde 2008.

 

Los afectados

 

Con respecto a los buques y la mercadería que se encuentra perjudicada en el Gran Rosario por la bajante, desde la BCR informaron que hay 61 buques se reportaron ingresando o se encontraban cargando/descargando en la zona del up river en las dos semanas que van desde el 18 de julio al 1 de agosto de 2018, por lo cual, las operaciones de carga/descarga de mercadería de estos buques se encuentran obstaculizadas por la bajante. Según el relevamiento de los analistas, hay 24 buques intentando cargar o que han cargado cerca de 782.000 tn de harina de soja, 21 artefactos navales para cargar 620 mil tn de maíz, 6 buques para tomar cerca de 158 mil toneladas de aceite de soja, 3 buques para cargar 86.800 tn de trigo. Otros cargamentos se refieren a biodiésel, combustibles, minerales, fertilizantes, harina y aceite de girasol. En base al análisis de la Bolsa Rosarina, los buques más grandes se pierde de cargar entre 3.200 y 4.300 tn, lo cual genera un falso flete a pagar por el sistema o de lo contrario la necesidad de completar carga en lugares, en los cuales, a veces no hay mercadería o donde la misma es más cara que en el Gran Rosario.

 

Por último y no menos importante, el doctor José Luis Aiello, indicó que las perspectivas climáticas a corto y mediano plazo serían favorables para revertir esta situación hidrológica que afecta a toda la Hidrovía Paraná-Paraguay y especialmente al complejo industrial oleaginoso y portuario del Gran Rosario.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *