Con ausencias, respaldo del plenario del PJ a CFK

Reunión del consejo directivo luego de la intervención judicial: Urtubey, Schiaretti, Bordet y Manzur, sin representantes

 

Presencias inesperadas, ausencias previsibles, pero que hacen ruido. Mucho. Luego de la intervención judicial y el breve interregno del gastronómico Luis Barrionuevo, el consejo directivo del Partido Justicialista volvió a reunirse en su sede histórica de la calle Matheu. Allí mostró su respaldo a la expresidenta Cristina Kirchner, en medio de las investigaciones por presuntos hechos de corrupción durante su mandato, y volvió a cuestionar el rumbo económico de la gestión de Cambiemos. Su presidente, José Luis Gioja, fue el anfitrión e hizo un trabajoso esfuerzo para sumar voluntades y evitar que se le “vacíe” la convocatoria.

 

Entre esas presencias inesperadas se contó a las de los vicegobernadores de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando; de Chaco, Daniel Capitanich; y de San Juan, Marcelo Lima. Los ejecutivos de las tres provincias están en la órbita del peronismo federal y distantes del kirchnerismo. Por el lado de las convocatorias previsibles, no hubo representantes del gobernador cordobés Juan Schiaretti y del salteño de Juan Manuel Urtubey, los dos mandatarios provinciales más alejados de la expresidenta y más cercanos al oficialismo nacional. Además también mostraron su prescindencia el entrerriano Gustavo Bordet y el tucumano de Juan Manzur, ambos por fuera del esquema del kirchnerismo. Estuvo sí el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia mesopotámica y exgobernador Sergio Urribarri, pero a título personal y el de su espacio interno en la política provincial.

 

Gioja fue el anfitrión e hizo un trabajoso esfuerzo para sumar voluntades y evitar que se le “vacíe” la convocatoria

 

Gioja también fue una de las voces luego del encuentro. Consideró que el Gobierno “usa a un sector de la Justicia para hostigar y perseguir a quienes hacen oposición en la Argentina” y señaló que el juez federal Claudio Bonadio lleva a cabo una campaña de “amedrentamiento” y “persecusión” contra la expresidenta. “Necesitamos que se haga Justicia, pero no queremos shows, que son como el elefante blanco sin ver el incendio”, señaló Gioja.

 

Del encuentro también participaron el vicepresidente del partido, Daniel Scioli, el ascendente intendente de General Roca, Martín Soria, rival de Miguel Angel Pichetto en la política rionegrina, y el exgobernador de La Pampa, Rubén Marín, un histórico dirigente no kirchnerista. En tanto, se contó a dos gobernadores entre los presentes: a la catamarqueña Lucía Corpacci y el puntano Alberto Rodríguez Saá. Mientras que estuvieron presentes el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, y la intendenta Verónica Magario, de La Matanza. Y, entre los kirchneristas del núcleo duro, los diputados nacionales Agustín Rossi, Daniel Filmus, Fernando Espinoza, Cristina Álvarez Rodríguez y Eduardo “Wado” De Pedro. Mientras que la cuota sindical estuvo cubierta por el canillita Omar Plaini, el metalúrgico Antonio Caló, el dirigente de los trabajadores de edificios Víctor Santa María y el mecánico Ricardo Pignanelli. En los debates no hubo definiciones estratégicas ni decisiones taxativas sobre el rumbo electoral. La conducción del partido pretende contener a las diferentes líneas internas en disputa. La dinámica política (y judicial) definirá el tablero.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *