Varios candidatos emergentes a la espera de los pesos pesado

Rossi, Solá y Pichetto, se lanzan a candidaturas presidenciales en los distintos espacios peronistas

 

Por Mariano Espina

 

Dentro de un año se estará ingresando a la recta final de la campaña electoral para las primarias presidenciales. A esa distancia, son al menos tres los espacios que hoy se anotan dentro del peronismo: uno kirchnerista, otro antikirchnerista y un tercero que brega por la unidad de ambos espacios. En cada uno de ellos hay figuras que ya han anticipado su intención de ser candidatos presidenciales en 2019, pese a que aún hay un largo camino por transitar y pese, también, a que en cada uno de esos sectores hay otras figuras, en algunos casos de mucho peso, de los que todavía se espera una definición.

 

Recién esta semana reaparecería Cristina Kirchner con tono electoral. Pero no anticipará definiciones, que podrían dilatarse hasta los últimos días del cierre de listas del año entrante. En ese escenario, hace meses que Agustín Rossi se perfiló como candidato por el kirchnerismo y comenzó a recorrer el país, con principal hincapié en la provincia de Buenos Aires. Ante la ausencia de candidaturas, el jefe del bloque FpV-PJ en la Cámara Baja no disimuló sus ganas de pelear por ese puesto si es que la expresidenta decide no competir.

 

La primera señal que dio el santafesino fue la de bajarse, a priori, de la contienda en su distrito, con un guiño al senador peronista Omar Perotti. “Tengo la intención de ser Presidente, me siento capacitado y en eso estoy trabajando”, dijo Rossi hace dos meses, a la vez que anticipaba una definición más precisa para agosto. “Agustín está recorriendo diferentes provincias, hablando con distintos sectores trabajadores, jubilados, comerciantes, empresarios. Escuchando a diferentes actores”, cuentan cerca del diputado. Tras sumar varios kilómetros en Buenos Aires, estuvo unos días en Córdoba y figura ahora en la agenda La Pampa. Falta confirmar si será recibido por el gobernador Carlos Verna.

 

En el polo opuesto está el peronismo plagado de adjetivos calificativos: racional, dialoguista y federal, entre otros. Es el espacio que en la provincia de Buenos Aires representan Sergio Massa y Florencio Randazzo mientras que fuera del territorio bonaerense lo encabezan dirigentes con cargos ejecutivos y legislativos, gobernadores y jefes de bloques en el Congreso. El que más se mueve dentro de este sector es el líder de la bancada Justicialista en el Senado: Miguel Angel Pichetto. “Hay cuatro o cinco nombres en el espacio federal que son importantes: está (Juan Manuel) Urtubey, está Massa, está (Roberto) Lavagna, está (Juan) Schiaretti. Y también estoy yo. Soy el que está más decidido de todos ellos”, aseguró Pichetto el último fin de semana al diario Río Negro sobre sus ambiciones presidenciales. La frase del senador esconde una crítica al resto de sus compañeros. “No hay que dejarse estar y hay que construir rápidamente”, dicen en su entorno. Y ponen fecha: “Para octubre y noviembre hay que tener propuestas y candidatos, sino es dar mucha ventaja”.

 

En el medio está Felipe Solá, que transita su segundo mandato consecutivo como diputado dentro del Frente Renovador, pese a la distancia que mantiene con el líder de ese espacio. El exgobernador de la provincia de Buenos Aires también adelantó sus ganas de competir, y lo hizo con cierto aval del kirchnerismo. En los últimos días recibió el acompañamiento del espacio En Marcha, integrado por el Movimiento Evita, Libres del Sur y el triunvirato piquetero, según contó La Nación. “Mi candidatura es un llamado a la unidad”, aseguró Felipe ayer desde La Plata. Un peso pesado en esa categoría media podría ser Roberto Lavagna, impulsado por Eduardo Duhalde.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *