Schiaretti y Bordet, con discurso federal

Se reunieron en Entre Ríos para homenajear al caudillo Ramírez

 

Federalismo fue la palabra más utilizada ayer, en el encuentro entre los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet y Córdoba, Juan Schiaretti. La ocasión lo ameritaba: juntos conmemoraron los 197 años de la muerte del caudillo entrerriano Francisco Ramírez, en la localidad cordobesa de Villa de María del Río Seco. Pero las menciones tenían significados múltiples, con connotaciones políticas mucho más coyunturales. Por ejemplo, la discusión por el reparto de fondos entre la Nación, la provincia de Buenos Aires y el resto del país, en el contexto del Consenso Fiscal y el inicio del debate del Presupuesto 2019.

 

“Si hay algo que debe caracterizar al interior de Argentina es la defensa del federalismo”, señaló Schiaretti, anfitrión del encuentro. Y agregó: “Esta era la visión que tenían nuestros caudillos federales, la visión de una Argentina integrada, de una Argentina que avanzaba hacia el futuro dando educación y oportunidades a todos sus hijos. Y esta lucha por la cual, bregaban los caudillos federales sin duda nos debe impulsar y nos impulsa a que hoy continuemos bregando por el federalismo”. El gobernador de Córdoba también mencionó la valorización de la educación pública y gratuita como parte del legado del caudillo entrerriano.

 

“Una ciudad rica como Buenos Aires y provincias pobres: poco ha cambiado”, lamentó Bordet en su discurso de ayer

 

El discurso de Bordet se mantuvo en el mismo registro. “Es necesario siempre reclamar esos derechos que legítimamente nos corresponden a las provincias argentinas; y hay que hacerlo con la convicción de que formamos parte de un gran Estado nacional”, sostuvo el mandatario entrerriano. “Esto tiene que ver con nuestra actualidad y los desafíos que se nos presentan todos los días para llevar adelante estas banderas federales que no son sólo declamativas”, continuó Bordet. Y recordó el escenario en el que libró sus batallas Ramírez, en el que hay “una ciudad rica como Buenos Aires y provincias pobres que era donde se producía la mayor parte de las materias primas”. “Poco ha cambiado en el tiempo”, lamentó el mandatario.

 

Schiaretti y Bordet son dos de los gobernadores considerados “racionales” por el Gobierno. Moderados y más cercanos. Ambos participaron de giras presidenciales y tendieron puentes con el presidente Mauricio Macri, sin tantas rispideces, más allá de las lógicas que se dan en contextos electorales. Por caso, Bordet recibió a Macri el día de la multitudinaria marcha de Hugo Moyano en febrero. Y, junto con el salteño Juan Manuel Urtubey forman el trípode de la negociación principal con el peronismo con responsabilidad de gestión.

 

El traspaso de algunas empresas de servicios públicos (agua y electricidad) de la órbita de la Administración Nacional a los gobiernos de provincia y la Ciudad de Buenos Aires, encabezadas por dirigentes del PRO, solicitado por Schiaretti, con la anuencia de Bordet, forma parte del mismo esquema de negociaciones posibles, con acuerdos probables, con costos para Cambiemos.

 

“Es hora del federalismo en la Patria Argentina, es hora de las provincias, es hora de que todo el país pueda crecer mancomunadamente, del brazo y sin olvidarse de ninguna región de la Patria”, señaló Schiaretti, con el mismo hilo, recurrente. Además de los gobernadores Bordet y Schiaretti; y del intendente de Concepción del Uruguay, José Lauritto; estuvieron su vice, Martín Oliva y el exgobernador, Jorge Busti.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *