Por la alta inflación, recomiendan bonos atados al CER

La persistencia de la elevada inflación podría hacer resurgir a los bonos que ajustan por esa variable, dicen en el mercado

 

Los datos del Indec con respecto a la inflación podrían hacer resurgir a los bonos que ajustan por esa variable. Esta es la conclusión que llegan varios exponentes en el mercado financiero, los que sugieren que podrían encontrarse alternativas interesantes en medio de este clima global en el que no abundan rentabilidades generosas.

 

El Indec reportó la semana pasada que, tras el paso de la corrida cambiaria, la inflación se aceleró sensiblemente y trepó en junio a 3,7%; el registro más alto desde mayo de 2016. Con este dato, la inflación interanual llegó a 29,5%, elevándose por encima de la inflación anual promedio del segundo mandato de Cristina (28,1%).

 

El mes pasado, entonces, la inflación interanual se elevó desde el 26,3% en mayo y puso de manifiesto el potencial incumplimiento del límite de 32% como estipula el pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La inflación núcleo exhibe una aceleración significativa desde los niveles de noviembre 2017, previo a la fuerte depreciación del tipo de cambio. En términos trimestrales anualizados pasó de 18,3% en noviembre a 41,7% en junio, consistente con un pass-through de 0,7 veces.

 

“Así, considerando la depreciación real del 27% del tipo de cambio que tuvo lugar entre diciembre y junio pasados, neto de overshooting, la inflación núcleo alcanzaría 33,9% a/a en 2018”, destaca Delphos Investment.

 

De esta manera, afirma la consultora, podría elevarse la demanda por bonos en pesos que ajustan por CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia). “El repunte de las paridades luego de alcanzar mínimos la semana pasada y la reciente elevación de breakevens de inflación, particularmente de corto plazo, indicarían esa dirección”, dice.

 

Según Delphos, las tasas reales de estos instrumentos aún se ubican en valores atractivos, en un rango de 8,5%-10,5%, con una curva aplanada. “En ese sentido, favorecemos el tramo corto de la curva, considerando que es el que mejor capta las mayores expectativas alcistas. Si bien el AF19 ya ha corregido su yield a la baja, aún le quedaría potencial de compresión”, señalan.

 

En la misma línea, Capital Markets Argentina (CMA) dice que en materia de pesos si bien recomiendan no aumentar la exposición, a niveles de tasa cercanos al 50% “creemos que las Lebac cortas siguen siendo la mejor alternativa como instrumento de carry, seguido por títulos indexados por CER ante la intensificación de la inflación, dado que el BCRA apuntaría a mantener una tasa de interés real en pesos positiva como instrumento de política monetaria”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *