Para Moody’s, las provincias tienen un gran desafío fiscal

Más allá de la Ley de Responsabilidad Fiscal, observan riesgos por el lado de los gastos en salarios e intereses de la deuda

 

La calificadora de riesgos Moody’s considera que las provincias argentinas seguirán afrontando una serie de desafíos fiscales y experimentarán disparidades sostenidas en su desempeño económico en los próximos dos años, a pesar de la aprobación de una nueva y más rigurosa Ley de Responsabilidad Fiscal en 2018.

 

Así lo manifestaron en su último informe, publicado ayer. En él dicen que estos desafíos incluyen, entre otros, mayores costos salariales debido a las presiones inflacionarias. Moody’s indica que las provincias también hacen frente a mayores cargas de deuda tras haber aumentado su exposición a los mercados de capitales en los últimos dos años, ya que los bonos tienen tasas de interés más altas que los créditos del Gobierno Nacional. “Moody’s considerará positivo en términos crediticios si el Gobierno de Argentina hace cumplir la nueva ley de una forma más creíble y consistente durante los próximos tres a cinco años”, dice el informe.

 

Entre los puntos principales del análisis difundido por la agencia se destacan.

 

La anterior ley de responsabilidad fiscal, que estuvo vigente hasta diciembre de 2017, no fue efectiva en enfrentar los desafíos fiscales. Concretamente, se registraron incumplimientos de esta ley por parte de algunos gobiernos locales y regionales que no lograron disminuir su alta carga de gastos corrientes. Asimismo, le ley no evitó la permanencia de otros desafíos crónicos para los gobiernos provinciales argentinos, tales como resultados financieros deteriorados y disparidades entre provincias.

 

Es probable que la nueva ley sea más rigurosa y se aplique con más eficacia, ya que está diseñada para ser más estricta que la ley anterior aprobada en 2004. Las secciones más relevantes de la nueva ley se relacionan con el control de los gastos corrientes. A su vez, la aplicación de la ley será esencial para apoyar los esfuerzos de consolidación fiscal de Argentina.

 

A pesar de la nueva ley, persistirán algunos desafíos fiscales. Es probable que persistan los crecientes costos de personal y los mayores costos derivados del servicio de la deuda. Además, factores como deuda más costosa, mayor inflación y las presiones sobre el gasto de cara a las elecciones generales de 2019 pueden dificultar que las provincias cumplan con la nueva ley.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *