Trump tensa la cuerda y vuelven los temores a una guerra comercial

1 de junio, 2018

 

Estados Unidos anunció, ayer, que hizo efectiva de forma permanente la excepción a los aranceles al acero y al aluminio para Argentina. “Nuestro país podrá exportar sin aranceles una cantidad equivalente al volumen habitual de exportaciones de estos productos hacia Estados Unidos”, afirmaron, satisfechos, desde el Ministerio de Producción.

 

El ministro del área, Francisco Cabrera, había anunciado el 1° de mayo que el Gobierno había acordado con Estados Unidos la excepción del pago de aranceles sobre las exportaciones de aluminio y acero a ese país. “Fue luego de las gestiones llevadas adelante, durante más de un mes, por un equipo de trabajo liderado por el Presidente y en el que participaron distintos ministerios, como la Cancillería y Hacienda”, dijeron.

 

En concreto, una cantidad equivalente al 100% del promedio del aluminio y al 135% del promedio del acero exportado en los últimos tres años hacia ese país ingresarán sin aranceles.

 

“Argentina es uno de los cuatro países que alcanzaron un acuerdo para la exención definitiva de los aranceles junto con Australia, Brasil y Corea del Sur”, dijeron, inflándo el pecho, desde Producción.

 

La Unión Europea (UE) anunció medidas en represalia por los aranceles, que calificó como “inaceptables”

 

UE y Nafta

 

Pero no corrieron la misma suerte los europeos, los canadienses y los mexicanos, que deberán pagar aranceles para ingresar a ese codiciado mercado, tal como anunció ayer Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos. En conjunto, esos jugadores explican el 40% de las importaciones de acero y aluminio de EE.UU.

 

Pero los perjudicados no se quedarán con los brazos cruzados y amenazan con disminuir sus importaciones desde Estados Unidos. Por eso, arreciaron nuevamente los temores de una guerra comercial a nivel global que, como enseña la Historia, nunca son positivas en términos netos.

 

Ahora, ¿los autos?

 

Tras meses en los que parecía que el Gobierno de Donald J. Trump estaba cambiando de opinión respecto a la idea de imponer aranceles a sus aliados, reportó Reuters, Washington se ha volcado a cumplir con sus amenazas en el ámbito comercial, y planea no quedarse ahí.

 

El Gobierno de Estados Unidos inició la semana pasada una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de autos y camiones, usando la misma ley aplicada para reducir las compras de acero y aluminio al exterior.

 

Según reportó Reuters, la revista alemana Wirtschaftswoche publicó que Trump le dijo a su par francés, Emmanuel Macron, que deseaba mantener su política comercial el tiempo suficiente para que los Mercedes-Benz dejen de verse frecuentemente en la ciudad de Nueva York. Trump, parece, va por todo.

Te puede interesar

One Comment

  • Osvaldo Paulino Moldes Acuña. dice:

    Como Argentino, digo que tener un Presidente como Trump nos sacaría del pozo. Con medias tintas y programas agiornados, nos quedaremos sin pais próximamente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *