El progresismo cuestiona a Contigiani por aborto

La banca pertenece al representante electo, pero el PS le exige al diputado que se ajuste al programa por el que fue votado

 

La discusión es vieja. Y se reactualiza cada vez que un legislador se aleja de la fuerza política o abandona la alianza por la que fue electo. En este caso, predominan los matices. El diputado nacional por Santa Fe, Luis Contigiani no dejó el Frente Progresista Cívico y Social ni viró hacia otro espacio. Es más, hasta aquí se mantuvo en consonancia con lo que el Partido Socialista, gobernante en su provincia y opositor a nivel nacional, había marcado como senda. Pero la discusión sobre la legalización del aborto, que se trata durante estos días en la Cámara de Diputados, parece haber marcado un quiebre. Específico y parcial, pero profundo. El legislador, exministro de Producción de Miguel Lifschitz, se pronunció en contra de la iniciativa, mientras que su partido le exige que se ajuste a su programa, que tiene al aborto legal como uno de sus propuestas. Más aún si se tiene en cuenta que Contigiani es el único legislador nacional perteneciente a ese partido.

 

Esta diferencia generó resquemores y molestias en el interior del Frente. “A mí no me parece ético ni justo eliminar una vida por nacer. Me aferro a la convicción de que un pueblo debe luchar por la vida y por la mujer”, señaló para argumentar su voto en contra. Y agregó: “Cuando me fueron a buscar como primer candidato, lo cual me honra, ya sabían quien era yo como persona. Es una convicción de siempre. Durante la campaña electoral hablé del tema, hay registros”. La decisión, entonces, parece tomada y sin vuelta atrás, como se especulaba a partir del silencio sobre el tema de Contigiani hasta hace menos de una semana.

 

Desde entonces, llovieron las críticas. Miguel Cappiello, senador provincial y exministro de Salud de Santa Fe, la postura de Contigiani no pone en jaque la representividad del Frente pero sí pone al partido en una situación incómodante sus votantes. Además, consideró que su provincia es modelo en la aplicación del aborto no punible. “Son posiciones que no gustan, pero que respeta. Él tendrá que decidir si renuncia a la banca lograda con un programa que ya hablaba de aborto”, polemizó el dirigente.

 

El subsecretario de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, fue otro de los que se manifestó al respecto. Criticó por medio a través de Twitter y le pidió que revea “su posición” y vote “de acuerdo al mandato de los afiliados que militamos su campaña y lo llevamos al Congreso”. Mientras que Alicia Ciciliani, exdiputada y sucesora de Contigiani como ministra también se expresó de manera crítica. En su cuenta de Twitter reprodujo los reclamos al legislador a través de algunos retuits y compartió imágenes de la manifestación a favor del aborto que este domingo reunió a miles en Rosario.

 

Desde otros distritos también llegaron críticas. “Si va a votar en contra de la legalización del aborto en una de las sesiones más históricas del Congreso, debería constituir un nuevo bloque. No puede ser más la voz que nos represente”, dijo el legislador porteño Roy Cortina. “Alfredo Bravo presentó el primer proyecto en 1994. Nadie critica sus creencias, sino su falta de respeto al programa histórico que debe representar”, recordó Mariano Schuster, jefe de redacción de La Vanguardia, histórica publicación ligada al partido.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *