Los días de la Fed y el BCE

El martes, comienza la reunión de la Fed (que subirá su tasa) y el jueves, la del BCE

 

La semana pasada cerró con un dato económicamente relevante y políticamente sensible: el superávit comercial de China en abril fue de US$ 25.000 millones, 13% menor al del mes anterior, pero creció 11% el bilateral con Estados Unidos.

 

La semana que se inicia tendrá como gran acontecimiento global el inicio de la Copa del Mundo aunque no participan los seleccionados de los dos países más poblados del mundo ni de las dos economías más grandes. Pero en el plano económico, el protagonismo lo tendrán los bancos centrales.

 

El miércoles, la Reserva Federal anunciará una suba de la tasa de interés de un cuarto de punto. Y no sorprenderá a nadie porque los mercados descontaron ese movimiento desde hace tiempo. Por eso la atención estará concentrada en la conferencia de prensa que dará Jay Powell en la que transmitirá la visión de la Fed sobre la marcha de la economía. El mercado proyecta que la próxima suba será en septiembre pero todavía hay opiniones divididas sobre si habrá otra en diciembre (la mayoría de los analistas cree que sí) y tal vez las palabras de Powell den una pista al respecto.

 

Ninguna otra decisión de política económica influye más en el escenario global que la que toma la Fed sobre la tasas y de allí la atención que genera en todos los mercados. Los emergentes en particular fueron castigados en los últimos meses por la revalorización del dólar y la suba en el rendimiento de los bonos del Tesoro a10 años y por eso sus monedas se derrumbaron y los bancos centrales debieron endurecer sus políticas monetarias.

 

La reunión de la Fed comenzará el martes y ese día se conocerá el índice de precios al consumidor que según los analistas mostrará una suba con relación al mes anterior y el jueves, el Departamento de Comercio informará sobre el comportamiento de las ventas minoristas en mayo que estará en línea con la expansión que registra la economía.

 

Y el jueves, poco tiempo antes que empiece a rodar la pelota en Moscú, se reunirá el Banco Central Europeo y dará a conocer sus decisiones sobre la política monetaria. Las recientes declaraciones del economista jefe de la entidad, Peter Praet, anticipando que podría anunciarse la finalización del programa de estímulo monetario, generaron mucho interés en esta reunión. El día previo estarán los datos sobre empleo y producción industrial en la eurozona.

 

China también estará activa esta semana en cuanto a difusión de indicadores económicos. El jueves se conocerá el dato sobre producción industrial de abril que según los analistas subió el 7% y da una pauta sobre el comportamiento de la economía. También se espera un crecimiento en la inversión en activos fijos mientras que las ventas minoristas habrían subido 9,6% en mayo
ratificando la fortaleza de la segunda economía del mundo.

 

En el sur

 

En la región se espera mayor tranquilidad en los mercados financieros luego de la convulsionada semana pasada y el dato más relevante se conocerá el martes cuando el Indec informe sobre el índice de precios al consumidor de mayo, que no será bueno.

 

El miércoles, el Banco Central de Brasil publicará su índice de actividad económica, que si bien es mensual y se elabora con una metodología distinta a la que se utiliza para medir el PIB, da una pauta clara sobre el nivel de actividad. En las últimas semanas, los pronósticos de crecimiento para Brasil se han venido recortando porque hasta poco tiempo se apuntaba a una suba del PIB del 3% en 2018 y ahora los analistas están más cerca del 2%. El mismo día se conocerá el dato sobre las ventas minoristas en Brasil.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *