Para los analistas del mercado, se viene una estanflación

El BCRA publicó ayer el REM de mayo, que fue el primero tras la corrida cambiaria: esperan una inflación de 27,4% y que la economía entre en recesión técnica

 

Por Mariano Cúparo Ortíz

 

El peor escenario llegó a las expectativas de la city: los analistas esperan que la economía entre en estanflación. El BCRA publicó ayer el REM de mayo, el primero tras la salida de la corrida cambiaria que dejó una devaluación de 25%. La inflación esperada para la interanual de diciembre (referencia que usa el BCRA para la meta inflacionaria de 15%) saltó a una de 27,4%, más de 12 puntos por encima del 15% paritario, según el promedio de las 52 respuestas de consultores de la city. Por el lado de la actividad no hubo mejores noticias: esperan que el segundo y el tercer trimestres tengan caídas trimestrales desestacionalizadas. Es decir, un escenario de recesión técnica.

 

No es un dato irrelevante el del REM de ayer. Las complicaciones para el Gobierno y el BCRA se multiplican: en materia de lucha para disciplinar a los precios, el Régimen de Metas Inflacionarias (RMI), con la tasa como herramienta principal, tiene al manejo de las expectativas de los actores sociales como canal para alcanzar el éxito. Los otros dos son competirle a la potencial apreciación del tipo de cambio y secar el mercado para encarecer el crédito. A la fuerte devaluación, que tendrá su golpe en la inflación, y las dudas que genera la continuidad del nuevo ancla de $ 25, se le suma este deterioro en las expectativas.

 

Por eso, tras la publicación del informe de ayer el economista jefe de Management & Fit, Matías Carugati, twitteó: “Canales de transmisión de la política monetaria: 1) el tipo de cambio: es difícil que el FMI apruebe ancla, 2) expectativas: el REM muestra desanclaje fuerte y 3) gasto agregado: el crédito sigue bajo como proporción del PIB. No sé qué pensará el BCRA pero habría que repensar la estrategia”.

 

 

Inflación

 

La inflación esperada dio un salto fuerte en los pronósticos de los consultores que participan del REM. Llegó, según el promedio de los 52 encuestados, a una de 27,4% para la interanual de diciembre, que es la que aplica a las metas del BCRA, que para este año siguen siendo de 15%. Un número que genera cada vez más sospechas y críticas. Y es que las paritarias tuvieron esa variación de 15% como techo pero hoy ya nadie cree en ningún número cercano a ese. Al 27,1% que prevén los consultores se le suma el 33,3% que dijeron prever para los próximos doce meses los 1.202 encuestados por la UTDT en “la calle”. Y también el 27,3% que dijeron esperar 542 empresarios pyme en una encuesta realizada por CERX.

 

La expectativa inflacionaria viene en constante subida. En abril, con la corrida recién empezada, habían proyectado una de 22%. En diciembre de 2017 los analistas de la city habían dicho esperar en promedio una de 17% para la mentada interanual de diciembre de 2018. Sólo 2 puntos por encima de la meta del BCRA. Algo similar había ocurrido con la del año pasado, que en diciembre de 2016 preveían en 19,6% y cerró en 24,8%, según el IPC Nacional del Indec en diciembre de 2017. Aun así, el informe publicado ayer muestra cierto optimismo para la inflación de 2019: según los consultores rompería el piso de 20% y cerraría en 18,9%.

 

 

Recesión

 

El otro dato que mostró un fuerte deterioro se desprende del de inflación: el de los niveles de actividad esperados para lo que queda de 2018. La cadena de causas y consecuencias es conocida: a la devaluación generada por la corrida le seguiría la mencionada suba de precios que se espera para lo que resta del año. Eso generaría, con salarios creciendo muy por debajo, una caída en el consumo que se sumaría a la sequía. Juntas redundarían en unos segundos y tercer trimestre recesivos.

 

El promedio de los 52 analistas dijo esperar caída de 1% para el segundo trimestre (en abril esperaban una de 0,2% por la sequía) y otra de 0,2% para el tercero (en abril esperaban una recuperación de 0,9%). Con todo, el deterioro para lo que se imagina en materia de crecimiento para la totalidad del 2018 es extraordinario: en promedio, en abril creían que la economía crecería 2,5% y ahora creen que lo hará en 1,3%. Es decir: un crecimiento que podría ser apenas estadístico por el efecto arrastre. Y que punta a punta, contra diciembre de 2017, mostraría estancamiento.

 

Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, ese es el dato clave del REM publicado ayer: “El REM de mayo descuenta un evento recesivo en 2018. Lejos lo más relevante según mi saber y entender”.

 

 

Sigue subiendo

 

La otra novedad del REM es que la depreciación continuaría, según las visiones de la city. Desde ACM reseñaron la cuestión: “Las expectativas sobre el tipo de cambio a fin de año se ubican en $27,40 para el cierre del año. El tipo de cambio esperado se deslizaría 9,6% adicional en lo que resta del año cerrando el año con una depreciación del 46%”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *