Devaluación de 6,5%: el BCRA no intervino y el dólar se disparó a $28,43

Sin oferta de privados y ante el laissez faire oficial, el mayorista saltó a $27,70. En el año, el peso se depreció 48,53%. Fuertes críticas a Sturzenegger

Devaluación de 6,5%: el BCRA no intervino y el dólar se disparó a $28,43

 

El dólar no para. En la rueda de hoy, el BCRA volvió a ausentarse en el MULC y, así, convalidó una devaluación del peso de 6,5%. El tipo de cambio minorista saltó $1,74 y cerró en el récord de $28,43, mientras que el mayorista se disparó $1,70 a $27,70. Con un muy bajo volumen de operaciones (US$ 366 millones, 26% menos que ayer), los analistas criticaron la política de la entidad que preside Federico Sturzenegger de avalar una depreciación del peso de tal magnitud.

 

La nueva escalada del dólar se dio un día después de la suba de la tasa en EE.UU., que impactó en las monedas de la región. Sin embargo, Argentina fue una vez más el país más golpeado. A eso apuntó Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios, quien señaló que la devaluación del dólar se dio “ante la incertidumbre por la abrupta suba del dólar en los mercados internacionales afectó a países emergentes que devaluaron sus monedas, como México 0,70%, Brasil 1,47% y Chile 0,46%, aunque nosotros fuimos los más afectados llegando a una depreciación de la nuestra de 6,53%”.

 

Según explicó el especialista, “como viene ocurriendo desde hace un tiempo, los ingresos de dólares de exportadores e inversores son cada vez son mas escasos, haciendo que la demanda no encuentre respuesta más que cuando salen los bancos oficiales a vender la divisa (Nación y/o BCRA) para dar liquidez al mercado, que deben atender sus obligaciones tanto locales (ventas de billetes al público) como del exterior (para emitir giros por importaciones y atesoramientos, pagos de turismo y tarjetas con consumos en otros países, etcétera)”.

 

Con un muy bajo volumen de operaciones (US$ 366 millones, 26% menos que ayer), los analistas criticaron la política de Sturzenegger de avalar una depreciación del peso de 6,5%

 

Palos a Sturzenegger

 

El analista financiero Christian Buteler disparó fuerte contra la autoridad monetaria: “¿Podés permitir una suba del dolar del 6,5% en un día con un volumen de US$ 366 millones? Increíble, muchachos, están jugando con un país. ¿Dejan que se siga destruyendo la moneda por US$ 366 millones? Nunca vi semejante grado de irresponsabilidad, nunca”. “Si no podés intervenir para defender el peso en un mercado de US$ 366 millones y el dolar sube 6,5%, ya no tenes nada más que hacer”, agregó.

 

 

En la misma línea se posicionó el economista jefe de Radar, Martín Alfie, cuando promediaba la rueda: “El BCRA intervino el martes vendiendo casi US$ 700 millones porque el dólar a $26,50 era disruptivo. Hoy supera 27 y nada por ahora. ¿Alguien entiende?”. Más tarde, vía Twitter, añadió que “lo más preocupante de todo es que las herramientas que se usaron para frenar la corrida pasada (alineamiento de precios futuros, tasa de interés y un precio defendido en $25 con muralla de US$ 5.000 millones, más fondos para Botes) hoy o no están disponibles o están muy limitadas”. “En el memorándum de entendimiento del Gobierno con el FMI dice ‘intervención puntual en caso de una clara disfusión del mercado’. Llama la atención que +6,5% en un día con poco volumen no fue considerado un evento disruptivo”, concluyó.

 

Por su parte, Martín Kalos, director de EPyCA, apuntó a la falta de confianza. “Acuerdo con FMI, tasa a 40%, los últimos días saliste a vender, hoy se te va el dólar a 28 y contando. Alguna señal está fallando”, sugirió.

 

 

Mientras tantos, Gabriel Caamaño Gómez (Consultora Ledesma) se centró su preocupación en el impacto inflacionario: “Siempre que divergió, en algún punto estabilizó. Si hasta, overshooting mediante, volvió. El tema es toda la volatilidad de precios relativos del medio y su impacto sobre la actividad. Eso era lo que se buscó evitar con un ajuste ordenado. Para crisis, ya está la opción crisis”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *