Piden soluciones a los problemas que llevaron a la corrida

E&R afirma que las última medidas “sólo compran tiempo”

 

En dos años la fuga de capitales no dio tregua y se mantuvo por encima del ingreso de inversiones de cartera, engrosando la salida de divisas que generó en forma creciente la cuenta corriente. La corrida de las últimas semanas aceleró ese proceso y generó estrés, pero su salida, de la mano de la reacción del BCRA y del Ministerio de Finanzas, vino también con algunas euforias. Contrastando con esas lecturas, desde Economía & Regiones (E&R), señalaron que el freno temporal de la corrida está lejos de dar solución a los problemas estructurales que la generaron.

 

Compratiempo caro

 

“La actual tranquilidad cambiaria (tres días) emerge de un conjunto de medidas coyunturales que compran (caro) tiempo para tener la posibilidad de cambiar las malas políticas económicas. En este sentido, si se hace lo que se debe hacer, hay chances de sacar la situación adelante. Por el contrario, si sólo se toman medidas a medio camino, la inestabilidad macroeconómica volverá y, muy probablemente, con más fuerza que antes”, sostuvo E&R en un informe publicado en los últimos días.

 

Y explicó: “¿Por qué sostenemos que la compra del tiempo es cara? Porque las Lebac fueron renovadas al 40% (tramo más corto) y 38% (tramo menos corto) lo cual agranda los problemas a 35 días futuro, ya que el próximo vencimiento tiende a ser mayor que el de mayo. Puntualmente, todavía no se puede saber el monto del próximo vencimiento, pero no debería sorprender que el del 2018 fuese aproximadamente 10% más voluminoso que el vencimiento del martes pasado”.

 

Es decir, que el próximo vencimiento de Lebac, con un escenario de poco apetito por pesos, y una necesidad de aflojar con la tasa, que genera efectos cuasi fiscales negativos, tiene el potencial de alimentar a las corridas futuras. Al menos hasta que solucionen los verdaderos problemas estructurales que generan la aversión al riesgo argentino, a partir de la caída en la credibilidad de la economía local para pagar su deuda a futuro.

 

Parches

 

En ese sentido, lo aplicado por el BCRA y Finanzas durante la semana pasada se trata, según E&R, de meros parches que “compran tiempo a un precio caro”. Y enumera: “Se subió la tasa de interés de las Lebac a 40% y 38% para el tramo más corto y menos corto respectivamente, se emitieron Botes 2023 y Botes 2026 para permitir el ingreso de US$ 3.000 millones desde el exterior, se ofrecieron US$ 5.000 millones a $25 y se vendieron US$ 900 millones de reservas, se bajaron los requisitos mínimos de liquidez para que los bancos tuvieran más financiamiento para renovar Lebac y se sentó a la mesa a todos los actores del mercado para invitarlos a renovar Lebac”.

 

Para E&R será clave solucionar los desequilibrios, bajando las necesidades de financiamiento externo y exigirle al BCRA a cesar con la compra de dólares que el Tesoro obtiene por la vía del endeudamiento, para frenar a la principal fuente de emisión monetaria y a la necesidad de esterilizar vía Lebac. “Está claro que la crisis y la corrida cambiaria tienen origen en las malas políticas domésticas y que el escenario exterior tan sólo potencia los efectos negativos de nuestros errores”, reseñó el informe de la consultora dirigida por Diego Giacomini

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *