Pese a la vuelta al FMI, el dólar sigue en alza y el BCRA volvió a intervenir en futuros

La persistencia de la corrida llevó al tipo de cambio minorista a $23,12 (22 centavos más que ayer) y al mayorista a $22,72 (32 centavos más)

El dólar subió 22 centavos a $37,51 y sumó su segunda alza consecutiva

 

Pese al anuncio oficial de la vuelta al FMI, la escalada del dólar no frena. El tipo de cambio minorista subió hoy 22 centavos y cerró a un promedio de $23,12, mientras que en el segmento mayorista el alza fue de 32 centavos a $22,72. Para contener una disparada mayor el BCRA volvió a intervenir en el mercado de futuros, tal como hizo ayer (por primera vez desde el cambio de Gobierno).

 

Por su parte, en el Banco Nación el billete terminó a $ 23,10 vendedor, 30 centavos por encima de la víspera.

 

Según los analistas, en la suba del dólar de hoy influyeron la nueva devaluación que mostraron las monedas de la región y la incertidumbre que existe en el mercado local de cara a la negociación que el gobierno inició con el FMI para acceder a una línea de crédito flexible, en busca de aire para enfrentar la corrida.

 

“El BCRA actuó nuevamente con intervenciones en los mercados de futuros, un factor que mantuvo acotada la evolución de los precios durante gran parte de la jornada”, señaló el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. Para él, el “derrape de monedas regionales contribuyó para acentuar la presión sobre el mercado cambiario local en otra rueda condimentada por incertidumbre local e internacional”.

 

Una vez más, Argentina encabezó las devaluaciones en la región

 

Pese a la intervención de la entidad que conduce Federico Sturzenegger en los futuros, el mayorista saltó 1,42% y fue nuevamente la moneda que más se devaluó en la región. La divisa abrió la rueda en el MULC a $22,50 y alcanzó un máximo de $22,73 en el cierre. Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, consideró que la suba se debió “a la escasa oferta tanto de exportadores, como de bancos que ya bajaron sus posiciones en la divisa, de acuerdo a lo exigido por el BCRA el 4 de mayo pasado”. Y agregó que la venta de futuros “cubre el valor del tipo de cambio del dólar mayorista para fin de mayo, pero tanto el inversor como el banco para atender sus obligaciones y/o el importador que tiene que pagar al exterior, necesita la divisa que solo la consigue en el mercado de contado”.

 

Izzo señaló también que en el mercado de dinero entre bancos el “call money” operó estable a un promedio del 37% TNA. En “swaps” cambiarios se pactaron US$ 174 millones para tomar o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para mañana y el viernes. Las Lebac en el mercado secundario se operaban al plazo de 7 días a 42,50% TNA, la de 43 días al 42% y la de 133 días al 40% TNA.

 

El volumen operado en el mercado de contado subió casi 12% y ascendió a US$ 790,5 millones, mientras que en el de futuros de Mercado Abierto Electrónico (MAE) superó los US$ 228 millones, con una fuerte presencia de la autoridad monetaria. En los futuros del Rofex se transaron US$ 1.106 millones, de los cuales más del 75% se operó en mayo a $ 23,10 con una tasa de 28,11% TNA. Y el más largo fue julio a $24,50 con una tasa de 34,45%. Los plazos subieron más de veinte centavos, acompañando la suba del spot, aunque no en su totalidad, principalmente por las ventas del BCRA.

 

Te puede interesar

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *