“Necesitamos llegar a un millón de Pymes”

El Economista dialogó en exclusiva con Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción

 

Entrevista a Mariano Mayer Secretario de Emprendedores y Pymes Por Florencia Barreiro

 

En diálogo exclusivo con El Economista, Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción, realiza un balance provisorio de su gestión y reseña los desafíos de las pequeñas y medianas empresas.

 

¿Cuál es hasta ahora el balance de su gestión?

Nuestro primer diagnóstico fue que las PyMEs tenían graves problemas de competitividad y productividad, y que había que trabajar en su crecimiento si queríamos que cumplieran el rol tan importante y necesario de generación de empleo. En la agenda de competitividad la responsabilidad primaria es del Estado. La sensación hasta el momento era que las PyMEs sobrevivían en lugar de crecer. Y los temas que salían frecuentemente eran cuatro: impuestos, costos laborales, financiamiento y burocracia. En este sentido es que avanzamos con la Ley PyME, la Ley de Emprendedores y la reforma tributaria, entre otras medidas que creímos necesarias para mejorar en cada uno de ellas.

 

¿Qué evaluación hacen hoy de la Ley PyME?

Yo creo que la Ley PyME fue algo extraordinario porque logramos bajar los impuestos y esto en la Argentina es casi inédito. Logramos, además, un alto consenso y fue una Ley que contó con el apoyo de todas las fuerzas políticas. El impacto hasta ahora fue muy positivo, con 300.000 PyMEs registradas que ya cuentan con su certificación. De todas maneras, creemos que su aprovechamiento puede crecer mucho más.

 

¿Qué porcentaje se registró?

De las PyMEs formales está registrada el 40%. Hay 60 % que no se dio de alta.

 

¿Por qué cree que la mayoría todavía no se adhirió?

Creemos que es un mix. Hay muchas PyMEs que no se enteraron. También hay otras que se enteraron pero piensan que no aplican porque, por ejemplo, asocian a las PyMEs a una fábrica y no a un comercio o empresa de servicio. Y también hay PyMEs que se enteraron, saben que pueden aplicar, pero desconfían del Estado y prefieren no involucrarse por las dudas, A pesar de que la adhesión se realiza con información y datos que ya tenemos. Un grupo descree incluso que sea real. Yo puedo entenderlo porque el Estado las maltrató históricamente y es razonable la mirada de precaución. Pero esto va a ir cambiando. El mundo Pyme es muy difícil de llegar en todo el mundo pero hay que seguir difundiendo y explicando.

 

De los temas de competitividad que mencionó. ¿Cuál cree que es en el que más se avanzó?

Creo que en el tema tributario. Considero que se logró realmente bajar la carga de las PyMEs. Por supuesto, queremos seguir avanzando y tenemos una cuenta pendiente relacionada con la profundización del Pacto Fiscal y el trabajo en impuestos municipales. La carga impositiva en la Argentina sigue siendo muy alta. Pero avanzamos mucho. También creo que avanzamos respecto al financiamiento y la agenda más interesante viene ahora con la Ley de financiamiento productivo. La factura de crédito va a ser una herramienta muy positiva para las Pymes, y también el crecimiento de los mercados de capitales

 

¿Dónde ven los mayores desafíos?

Con respecto a los costos laborales se avanzó mucho con la Ley ART pero es necesario sumar más provincias que se adhieran. Y creo que en este tema nos queda pendiente el blanqueo laboral. La informalidad laboral en las PyMEs es gigante. Ojalá en breve el Congreso pueda dar el debate necesario, porque las Pymes están con el freno de mano a la hora de contratar gente. Por su parte, la agenda de simplificación y ataque a la burocracia va a seguir y cada vez con más fuerza. Es un tema en el que Mauricio Macri está super metido y atento.

 

¿Cómo quedaron paradas las PyMEs frente a la turbulencia cambiaria y la suba de tasas?

Estamos en conversación de apoyo permanente con las PyMEs y las cámaras, con el compromiso de avanzar con medidas si es necesario. Como dijo Pancho (Nota de redacción: Francisco Cabrera, Ministro de Producción de la Nación), estamos estudiando y siguiendo con atención lo que pasa específicamente con las tasas, que en realidad ya empezaron a bajar.

 

Hay quejas permanentes sobre el impacto del aumento de tarifas. ¿Qué evaluación hacen ustedes?

Más allá de que a nadie le gusta pagar más, dentro de la estructura de costos el incremento de tarifas no tiene un peso significativo. En la mayoría, no llega al 5% de la estructura de costos de una PyME. Tenemos en cuenta los casos de las empresas electrointensivas. Pero una gran mayoría está consumiendo mal energía. Por eso, estamos trabajando seriamente en lo que es eficiencia energética o energías renovables.

 

¿El emprendedorismo sigue siendo una prioridad de gestión?

Para nosotros no es una moda, es una política de Estado. Argentina necesita muchas más PyMEs. En realidad, son pocas e hiperconcentradas en cinco provincias: Buenos Aires, CABA, Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Necesitamos llegar a tener 1 millón de PyMEs lo que supone que nos faltan 300.000. Y para generar esto es fundamental la promoción del emprendedorismo, porque además hace a la igualdad de oportunidades que es un poco el desafío nuestro.

 

¿Qué metas le gustaría mostrar como logro al final de su mandato?

Me gustaría que sea mucho más fácil empezar una PyME en cualquier lugar de Argentina. La igualdad de oportunidades es mi obsesión y hoy todavía no es una realidad. Y para las PyMEs ya consolidadas espero que al final de mi mandato puedan decir que pasaron de ser sobrevivientes o héroes productivos a ser protagonistas: que sean competitivas, que se animen a exportar y a generar empleo. Es muy difícil hacer negocios y mi aspiración es que no lo sea tanto.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *