Ledesma comienza la zafra azucarera

El Economista dialogó con Eduardo Nougués (Director de Asuntos Institucionales y Legales)

 

Hoy a media mañana, en las instalaciones del ingenio Ledesma ubicado en la localidad jujeña de Libertador General San Martín, se celebrará una misa y la tradicional “tirada” de caña de azúcar lo que constituye el acto simbólico del inicio de la zafra.

 

Ledesma, nació hace más de cien años como ingenio azucarero en Jujuy, y hoy es una empresa agroindustrial argentina que lidera los mercados nacionales del azúcar y del papel, que produce a partir de la fibra de caña de azúcar. Además de ser el principal productor y exportador nacional de naranjas y pomelos, también cuenta con un negocio de molienda húmeda de maíz en San Luis y produce carne y cereales en Buenos Aires y Entre Ríos.

 

Con vistas a la nueva zafra, El Economista dialogó con Eduardo Nougués, director de Asuntos Institucionales y Legales de Ledesma, que anticipó que las proyecciones son similares a los resultados de la zafra anterior. En este sentido, cabe recordar que la producción de azúcar refinado del ejercicio 2017/18, el cual comprende la refinación en zafra 2017 y la refinación fuera de zafra que llega hasta marzo de 2018, fue de 272.830 toneladas. Aunque estimó que “este año podría ser algo superior, pero aún resta saber cómo será el clima en invierno, ya que una eventual helada reduce la producción”.

 

El contexto

 

Al ser consultado sobre la situación económica que atraviesa el país, signada por la suba del tipo de cambio y el aumento de tasas de interés anunciada por el BCRA, Nougués analizó que en Ledesma impacta de dos maneras: “En algunos negocios, la suba del tipo de cambio genera mayores ingresos por los envíos al exterior, como es el de frutas, ya que es la primera exportadora de naranjas de Argentina y a su vez, implica menores importaciones de productos similares, como el caso del papel, que compite con las importaciones de Brasil”. No obstante, advirtió que la inflación que puede generarse a partir de un alza en el tipo de cambio repercute negativamente sobre otros factores. “Así que depende de qué aspecto se observe en los negocios”, apuntó. Por otro lado, para Nougués, las tasas altas serán un problema importante para la zafra azucarera, que es una producción estacional. “Esperemos que sea algo temporario”, subrayó.

 

Negocio integrado

 

Con una visión de largo plazo, la legendaria empresa invierte para innovar e introducir tecnología y así agregar valor a través de la integración de sus actividades, y a su vez, busca alinear su crecimiento económico con el progreso social y el cuidado del medio ambiente en las comunidades donde opera. Tan es así, que el mes pasado, Ledesma inauguró una planta de aceites esenciales que implicó una inversión de US$ 8 millones. Al respecto, Nougués, anticipó: “Ahora estamos iniciando un proyecto de crecimiento para los próximos cinco años que impactará en distintas áreas y negocios de Ledesma, pero aún no hay cifras definitivas de inversión”. Según los datos proporcionados, en el ejercicio anterior, la empresa invirtió US$ 17 millones. En este sentido, subrayó que parte de las inversiones que hace la compañía se destinan a la preservación del medio ambiente y a la inversión social en Jujuy, y detalló: “Incluyen preservar una reserva natural de 100.000 hectáreas de bosques nativos en Jujuy, generar energía renovable a partir de biomasa y tratar residuos sólidos y líquidos”.

 

A modo de síntesis y demostrando todo el potencial que tiene la caña de azúcar, Nougués, comentó: “La caña de azúcar está presente en la vida de los argentinos, no solo en el azúcar que consumen a diario sino también en el papel producido con la fibra de la caña, el alcohol que Ledesma produce para bebidas y remedios, y el bioetanol de caña presente en la nafta que cargamos en la estación de servicio”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *