La CGT, más dura con el tarifazo y la reforma

4 de mayo, 2018

 

Más duro de lo que se esperaba. Así fue el documento que dio a conocer ayer la CGT luego de la reunión de su consejo directivo en su sede de la calle Azopardo. La central rechazó la reforma laboral propuesta por el Gobierno, cuestionó el nuevo aumento de tarifas y, en términos más generales, caracterizó con fuerte tono crítico la marcha de la política del Ejecutivo en manos de Cambiemos. “El creciente deterioro de la situación social y laboral de los trabajadores, hace inviable la política económica”, sostiene en uno de sus párrafos. Además, convocó para hoy a una marcha a la sede del Ente Nacional Regulador de la Electricidad y le puso fecha a la elección de una nueva conducción que reemplace al triunvirato: el 22 de agosto próximo.

 

El encuentro fue en buenos términos, según trascendió. Y hubo acuerdo entre los distintos sectores, en pugna días atrás por la disputa por la conducción de la central. La reforma laboral propuesta, con nuevo cálculo para las indemnizaciones, fue preocupación compartida. También la discusión por tarifas. Más aún en un contexto de corrida cambiaria e incertidumbre con el dólar. “Desmedido e irrazonable” calificó al aumento de los servicios públicos en tanto “pone al descubierto el deterioro sostenido de los ingresos de los trabajadores argentinos”. Y considera necesario “restablecer una relación permanente entre el valor de los salarios y el de los servicios públicos”.

 

A su vez, la central se manifestó expresamente en contra del “intento de modificar la legislación laboral”. “Ante tanta incertidumbre económica y social, el Gobierno impulsa nuevamente reformas laborales que disminuyen las indemnizaciones y socavan el orden público laboral a favor de las empresas”, sostuvo en ese sentido. Antes del encuentro, Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento, volvió a mostrarse como el más duro del triunvirato. “Hacer un anuncio de una reforma laboral en la víspera del primero de mayo es realmente muy llamativo. Es como si le estuvieran mojando la oreja al campo sindical”, señaló sobre el tema. Y agregó: “Creo que el Gobierno muchas veces lleva adelante la política del tero: grita en un lado y pone los huevos en otro”.

 

Por cierto, la disputa sigue abierta entre los distintos sectores internos para establecer el reparto de cargos en la nueva conducción y, también, respecto de el secretariado general. Pero se fijó fecha para la elección y ciertos parámetros básicos para la discusión. Será el 22 de agosto en la misma sede de Azopardo. Gordos e independientes, por caso, siguen llevando la delantera en términos de poder relativo para las definiciones, pero la decisión de Hugo Moyano de rever su postura de alejarse de la discusión parece hacer más complejo el camino para Héctor Daer, el triunviro con más chances de retener el cargo bajo la forma de unicato.

 

En cuanto a la marcha de hoy, convocada por los gremios del transporte, junto a otros sindicatos de la central obrera, tendrá como eje los aumentos en los servicios públicos. O “la maldita política oficial del tarifazo”, como la definió Schmid. Será a partir de las 11, en el microcentro. Frente al organismo regulador de la energía eléctrica.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *