El Gobierno teme por una mayor conflictividad social

La protesta de los metrodelegados se suma a la marcha de docentes y las paritarias aún abiertas

 

Más allá de la naturaleza del conflicto, la protesta de los metrodelegados, las detenciones de algunos huelguistas y la medida de fuerza en todas las líneas es el espejo en el que el Gobierno no quiere mirarse. La conflictividad social sigue siendo baja en términos históricos, pero el impacto creciente de la inflación, la disputa al interior de la CGT y las demandas de los movimientos sociales generan preocupación en el Gobierno. Más allá de los movimientos disuasivos o represivos que intente.

 

“Hace varios días que los metrodelegados vienen haciendo cortes ilegales en diferentes líneas del subte y afectando el transporte con normalidad de los vecinos de Buenos Aires. Los cortes en el transporte no son contra el Gobierno, los cortes son contra la gente”, señaló el jefe de Gabinete, Felipe Miguel. Y agregó: “Exigen negociar paritarias, cosa que no pueden hacer. Hay un gremio, que es la UTA, con el que se han negociado las paritarias y se ha llegado a un acuerdo en abril de este año”. “Le pido a los compañeros que el Gobierno no les cambie el eje de la discusión. Si bien estamos presos, estamos fuertes y firmes”, señaló Néstor Segovia, uno de los dirigentes del gremio detenido.

 

Secuencia

 

Al conflicto con los metrodelegados, por la representación de los trabajadores del subte y por la discusión de salarios, se le suma por estos días la marcha federal que docentes, que arrancó anteayer desde distintas ciudades del interior para confluir hoy en Plaza de Mayo, en una jornada de protesta que también incluye un paro de actividades por 24 horas. En tanto, el 25 de mayo, en la Plaza de la República, distintos sectores de la oposición social y política convoca a un acto en el que se cantará el Himno Nacional bajo el lema “La patria está en peligro”. A su vez, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular llegarán al centro porteño, el 1º de junio, como parte de la Marcha Federal por Pan y Trabajo. Mientras la mesa chica de la CGT pretende enfriar la convocatoria a un paro general que los sectores más duros pretenden llevar a cabo.

 

Puentes

 

Por cierto, el Gobierno mantiene el diálogo con buena parte de los sectores que canalizan las protestas. Con la CGT, por caso. Tanto los denominados “gordos” como los “independientes” tienen puentes tendidos con el Gobierno. Gerardo Martínez, de la Uocra, por ejemplo, pasó hace no tanto por la Casa Rosada y el dirigente de la Sanidad y actual triunviro, Héctor Daer, sigue siendo un interlocutor habitual de varios ministros, incluido Jorge Triaca, el de Trabajo. Pero no sólo. Y el propio Triaca compartió una gira por Europa con varios dirigentes. De todos modos, estos vínculos no aseguran contener las críticas. Sobre todo, luego de que la inflación siguiera en ascenso, por encima de las estimaciones oficiales, y las paritarias ya cerradas en los niveles que el Gobierno pedía y sin cláusula “gatillo” empezaron a quedar insuficientes. Además, la aparición del eje que componen Sergio Palazzo y Pablo Moyano para disputar la conducción promete algunos capítulos de rencillas internas.

 

En cuanto a los movimientos sociales, el vínculo con Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, resulta cordial en términos generales, pero con algunas críticas en la puesta en práctica de lo acordado. Sobre todo, en relación con la ley de emergencia social, sancionada a fines de 2016, petición constante en las en todas las movilizaciones. El intento de lograr una sindicalización formal aparece como iniciativa de estos sectores. Mientras desde el Gobierno señalan que no se recortaron recursos ni programas sociales. Stanley apuesta a contener aun a los más dispuestos a ganar la calle, aunque la propia dinámica de los conflictos supere sus intenciones.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *