Fuego amigo: JP Morgan se puso más pesimista

El crecimiento será de 1,5% en 2018 y 2,1% en 2019 y, a la vez, la inflación será más alta: 26,6% y 19,8%, respectivamente

El riesgo país cayó a 718 puntos

 

El banco de inversión más “amigo” del Gobierno, cuna profesional de varios de los funcionarios del Gobierno macrista, no esconde el view pesimista con respecto a Argentina.

 

En un reciente informe firmado por Diego Perreira y Lucila Barbeito, el JP Morgan volvió a recalcular hacia abajo las variables clave de la economía local. Esto se produce días después de que, por ejemplo, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, fuera entrevistado por el representante del banco en Argentina, Facundo Gómez Minujin, en el evento de AmCham.

 

“En esta nota, mostramos nuestro escenario base revisado para Argentina después del reciente estrés financiero. Ahora esperamos una política fiscal más dura, una tasa real de interés por encima del 10% y una intervención del BCRA para evitar mayores saltos del tipo de cambio”, describen en el paper. “Los episodios de las últimas semanas traerán un impacto negativo en el crecimiento y la inflación. Eventualmente esto podría disparar un reacomodamiento del escenario político entrando en las elecciones del 2019, y por eso sumar incertidumbre en los próximos trimestres”, advierte.

 

¿Qué dicen en concreto? A continuación, los highlights del paper del JP Morgan.

 

  • Revisan el crecimiento del PIB para 2018 y 2019 a la baja: 1,5% para el 2018 y 2,1% en 2019. Además, creen que la inflación será más alta (en torno a 26,6% en 2018 y 19,8% en 2019) debido a las presiones del pass-through.
  • El peso más débil hace que las necesidades de financiamiento del Tesoro para ambos años sean menores a US$ 30.000 millones. Pero los usos y recursos externos sugieren un gap financiero de US$ 50.000 millones para los próximos ocho trimestres. De esta manera, un préstamo del FMI más alto que los US$ 30.000 millones permitiría que el Gobierno cubra sus necesidades de fondeo.
  • Llevan a Argentina a “marketweight” desde el actual “overweight” en el EMBIGD portafolio. Mientras que una línea de crédito con el FMI podría ayudar a conseguir el financiamiento para los próximos 18 meses, el foco en las fragilidades externas yendo a un año electoral en 2019 y con condiciones financieras globales más apretadas, urge estar más neutrales.
  • Proyectan un tipo de cambio en $27,5 para finales de 2018 y uno de $32,5 para el cierre del 2019. Específicamente, hay riesgos de menores ingresos de fondos desde el exterior y mayor dolarización de las carteras locales, además de una importante expectativa con respecto al paquete del FMI. Por eso, creen que el carry que promete la moneda podría ser insuficiente.
  • Con respecto a las tasas locales, también pasan de overweight a neutral ya que el carry trade quedó corto contra la devaluación de la moneda local. Si bien la volatilidad bajó en estos últimos diez días, y a pesar de que los mercados encontraron cierta consolidación en el corto plazo, creen que en el mediano plazo los desafíos ameritan estar cautelosos.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *