¿Por qué se frenó la baja del riesgo país?

Pese a la baja del riesgo país entre 2013 y 2016, Argentina sigue lejos de los niveles de la región y paga una sobretasa de casi 200 puntos básicos

 

 Por Juan M. Antonietta

 

Luego de una fuerte comprensión de spreads en los últimos años, el indicador mostró un estancamiento a partir de mediados de 2016. La baja desde el 2013 a la fecha llegó a una reducción de 600 puntos básicos y la compresión con respecto a los países de la región fue de más de 400. Sin embargo, desde abril del 2016 hasta el último valor indicado el lunes pasado, sólo se redujo 20 puntos con idas y vueltas en el camino. Además, desde el 20 de diciembre el riesgo país comenzó a marcar un alza sostenida (que no se produjo en los países vecinos) que alcanzó los 25 puntos básicos.

 

Al respecto, Guido Lorenzo (ACM) señaló: “La primera reacción fue luego de la victoria de Mauricio Macri, con una fuerte baja dadas sus señales promercado. El arreglo con los holdouts significó otra señal importante. Pero después de eso el foco se puso en los fundamentos de la economía y ahí el panorama dejó de ser tan amable, dado los magros resultados mostrados”. El también profesor de la UBA señala que también “uno de los factores claves que juega en contra es la Historia Argentina porque, de los 200 años del país, 75 estuvo en default”.

 

El economista Eric Ritondale (Econviews) aclaró que es importante comparar a Argentina con el resto de los países de la región. “Todo el riesgo de la región subió en los últimos tres meses por la suba de tasas de Estados Unidos. Esto, además, de castigar la tasa que pagamos directamente, también incrementa el riesgo de los países de América Latina. Por eso lo importante es observar cómo evolucionamos con respecto a los otros países de la región”, indica el economista de Econviews.

 

 

Ritondale dijo: “El aumento de 25 puntos básicos del último mes comparado con el resto de los países de la región se debe a las fragilidades mostradas. Todavía seguimos siendo el patito feo de la región. El cambio de metas no es gratis y a nadie le gusta que le cambien las reglas de juego. El recorte de las perspectivas de crecimiento y las dificultades políticas exhibidas para realizar las reformas mandan señales que los mercados evalúan adversamente”.

 

Según los últimos datos publicados, en la comparación regional, Argentina sigue estando 140 puntos básicos por encima de Brasil, 200 puntos arriba de Colombia y 250 puntos por encima de Chile. Ritondale opinó: “Estamos lejos de converger con el resto de los países de la regiónTenemos déficit fiscal, externo, una alta inflación y una economía muy cerrada. Para alcanzar el grado de nuestros vecinos, que tienen las cuentas ordenadas, requeriremos de cerca de 5 años haciendo las cosas muy bien”.

 

En diálogo con El Economista, Diego Falcone, Head Portfolio Manager de Cohen, indicó que el riesgo se comprimirá entre 10 y 50 puntos básicos (una baja casi testimonial) y convergerá con el resto de los países B+, según Standard and Poor’s. “Los próximos dos años, lo único que podremos conseguir con el gradualismo es una mejora modesta en el riesgo país. Para una reducción sustancial entre 100-150 puntos básicos en el costo de endeudamiento argentino, es necesario obtener el mismo rating crediticio que Brasil: BB-”, aclaró el analista. Falcone agregó: “Para que ello ocurra, es importante que se den 3 cuestiones: por un lado, un contexto externo favorable; segundo, que el déficit fiscal y la inflación sigan mejorando, tal vez, por encima de las metas fijadas por el Ministerio de Hacienda y, tercero, que Cambiemos sea ratificado en el poder en 2019. No es misión imposible pero el camino será largo y no exento de riesgos”, concluyó.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *