Moyano se endurece y la CGT se pone en alerta

“Me tienen que atacar porque yo no me arrodillo ante nadie”, dijo en una entrevista

 

Tras la convocatoria a marchar el próximo 22 de febrero de Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, ayer reapareció Hugo Moyano y le puso palabras, gestos e intensidad política a la iniciativa. “Me tienen que atacar porque yo no me arrodillo ante nadie”, dijo en una entrevista para cuestionar las causas judiciales que avanzan en su contra y señalar al Gobierno como promotor de esa arremetida. El presidente de Independiente, además, busca aliados para apuntalar su defensa, mientras espera que la CGT se sume a su reclamo. Ayer, por caso, se evaluó la posibilidad de convocar al consejo directivo de la central para evaluar el estado de cosas político, socioeconómico y judicial.

 

Causas

 

“Dicen que estoy lavando dinero en Independiente, nunca haría algo así con el club. El 90% de los socios votaron por nuestra lista en las últimas elecciones. Estoy para ayudar, me metí porque soy fana del Rojo y porque me dijeron que debía ser presidente”, señaló el dirigente, a modo de defensa, sobre la última de las causas que lo complican. El fiscal adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, confirmó ayer que tanto el exlíder cegetista como su hijo Pablo, presidente y vice de la entidad, respectivamente, fueron incluidos “sin imputación concreta” en una causa por presunta asociación ilícita, lavado de dinero y defraudación contra barrabravas y ex directivos del club.

 

En esa misma entrevista, por Crónica TV, el camionero se permitió lugar para la ironía. Sostuvo que si lo quieren “poner preso”, que “por lo menos” lo envíen “al lado de la celda del papá de Macri”, en referencia a Franco Macri, padre del actual presidente y fundador del grupo Socma. Y ya, más en serio, describió su relación con el presidente. “Yo era amigo de (Mauricio) Macri y lo ayudé cuando era jefe de Gobierno porteño y desde la Nación lo presionaban. Era amigo de él, no hice problemas cuando no era necesario. Ahora, en cambio, parece que me quieren llevar por delante”. Y agregó: “Los funcionarios de este gobierno se creen los dueños de todo”.

 

Defensa

 

Moyano también se refirió al estado del peronismo y la fragmentación del universo opositor. consideró que una eventual reconstrucción del peronismo “no puede excluir” a la expresidenta Cristina Kirchner, y señaló que ese espacio político “debe sumar a todos los dirigentes que tengas ganas de trabajar”. De todos modos, aclaró que hace años que no ve a la actual senadora. “Yo seguí mi camino y ella el suyo”, dijo. Su hijo Pablo, casi al mismo tiempo, en otra entrevista, también habilitó la posibilidad de una confluencia, impensado hace no tanto. Se pronunció a favor de “unificar a todos los sectores” de la oposición y cuestionó al gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, al considerar que está “más cerca del Gobierno”.

 

Desde la central buscan construir “consenso interno para convocar al Consejo Directivo” y activaron las alertas. Juan Carlos Schmid, uno de los triunviros, respladó con declaraciones críticas la defensa Moyano, mientras que los otros integrantes del secretariado prefirieron el silencio y no dinamitar los puentes que quedan con el Gobierno.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *