Moyano mueve fichas y activa una protesta

Camioneros convocó a una movilización para el 22 de febrero y espera sumar a otros gremios

 

Los pasos fueron medidos, sin tanta impronta estridente. A fines de diciembre, salió a respaldar al triunvirato que conduce la CGT unificada, luego de una serie de críticas internas y varios cruces con el Gobierno. El jueves pasado participó de un cónclave de dirigentes de distintas corrientes y firmó un documentos especialmente duro, solicitando que se respete la convocatoria a paritarias libres y que la Justicia no avance sobre dirigentes sindicales cuestionado. Ayer, Hugo Moyano dio su aprobación para avanzar un paso más y convocar a una marcha para el 22 de febrero, en el centro centro porteño. “En defensa del convenio colectivo de trabajo” del sector y por “la preservación del empleo y mejoras salariales”, dice el comunicado de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros.

 

Bronca

 

“En un contexto económico que se muestra desfavorable a los intereses y necesidades de la mayoría de trabajadores de diversas ramas, llamamos a una movilización en señal de protesta”, sostiene el texto, difundido luego de un plenario en el que participaron Hugo y Pablo Moyano. “La bronca acumulada de los trabajadores es descomunal, nuestra fuerza es directamente proporcional. Este 2018 puede traer peores condiciones para trabajadores. Necesitamos un plan de lucha independiente de las patronales para enfrentar estas nefastas recetas neoliberales”, dice el comunicado en tono fuertemente crítico. El inicio de la discusión paritaria en varios gremios y hasta dónde avanzará el Gobierno con su intento de reforma laboral serán dos cuestiones que sucederán en el mientras tanto. A su vez, quedará saber qué sucederá con gremios aliados o próximos se sumarán a la protesta que propone el gremio de Camioneros.

 

Justicia

 

Por cierto, también antes del 22 de febrero se sabrá cómo evolucionan varias de las causas judiciales que se abrieron o se agilizaron en las últimas semanas contra el actual presidente de Independiente o personas de su entorno. El martes, por caso, se lo denunció por presunto lavado de dinero en la compra de dos propiedades en Parque Leloir. Esta investigación se suma a otras que comenzaron a moverse en los tribunales en las últimas semanas, entre ellas una por presuntas facturas truchas sobre Camioneros y los Gastronómicos de Luis Barrionuevo que detectó la AFIP y otra contra Moyano y la empresa OCA por presunta evasión y lavado por $4.000 millones. La situación de OCA, precisamente, ha sido un punto de controversias e ideas y vueltas con el Gobierno. El frente judicial que afronta la familia del camionero incluye también una denuncia contra Pablo Moyano en la que fue señalado como supuesto actor indispensable en los negocios de la barrabrava de Independiente.

 

El secretario gremial de la Federación, Pedro Mariani, remarcó que aún no se definió el lugar adonde marcharán los camioneros pero dio por descontado que será “en la calle y en el centro porteño”. A su vez, justificó la movilización al señalar que el convenio colectivo de trabajo del sector “está en peligro por el mega DNU” que firmó el presidente Mauricio Macri semanas atrás.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *