En 13 meses, la Bolsa argentina duplicó su valor

El volumen operado fue el segundo mayor de la historia y las cotizaciones subieron otro 1,4%

El Merval cortó una racha de tres caídas y saltó 7,7%

 

Por Luis Varela

 

En una escalera sin fin que ya dejó de ser noticia, la Bolsa de Buenos Aires volvió a marcar hoy un nuevo máximo histórico: con un volumen de operaciones nuevamente muy alto (el segundo más elevado de toda la historia) el índice Merval de papeles líderes subió hoy otro 1,4% y alcanzó un nuevo récord sin precedentes de 34.049 puntos.

 

Para entender la foto actual del mercado bursátil argentino debe decirse que históricamente la Bolsa porteña operaba unos US$ 10 millones diarios y ahora está negociando montos que rondan los US$ 65/70 millones por rueda. Y que semejante expansión en el dinero transado con acciones hizo que el índice más representativo del mercado (el MerVal) acumule un salto del 100 % en los últimos 13 meses tras pasar de 17.000 a 34.000 puntos casi en un suspiro.

 

Este mayúsculo rendimiento de las acciones argentinas, que no llega a ser equiparable a la ebullición de las criptomonedas, es claramente superior a las subas que vienen registrando otros mercados como las Bolsas de San Pablo, Wall Street, la Bolsa chilena o la de Tokio.

 

La interpretación que mejor explica este inverosímil aumento de las acciones argentinas está atada a una realidad bien concreta: el Gobierno no está encontrando espacio para ajustar a los costos estatales y, en consecuencia, decide elevar los costos de las tarifas de los servicios públicos, que tienen adentro enorme carga impositiva. Y detrás de ese fuertísimo aumento tarifario, las empresas concesionarias, que están colgadas de la tarifa de manera monopólica, reciben los aumentos como maná del cielo, y sus accionistas brindan con burbujas.

 

Y lo ocurrido hoy con las acciones fue un claro ejemplo de esa tendencia. El 70% de lo operado en acciones se transó en 14 papeles: Transener (que está por ser vendida por el Estado a privados) acumuló el 9% de la operación total; Pampa Energía (que también está transfiriendo sus papeles) consiguió el 7% de los negocios, al igual que Mercado de Valores que se queda con las comisiones de los negocios totales. Central Puerto (otra de las empresas que está evolucionando hacia otro escalón) tuvo el 6% de las operaciones, BYMA (también con comisiones de mercado) logró el 6% de los negocios y un escaloncito más abajo, con el 5% de las operaciones totales cada una, quedaron Galicia, Petrobras Brasil y Macro.

 

El índice Merval de papeles líderes subió hoy otro 1,4% y alcanzó un nuevo récord sin precedentes de 34.049 puntos

 

Así, con $1.250 millones operados, los extremos del mercado fueron marcados por un salto del 10% en Grupo Oeste (se autorizó que los peajes se cobre como hora pico en los dos sentidos) del 8% en Comercial del Plata y Rosembusch y del 5% al 6,4% para Semino, Patagonia, Central Costanera, Morixe, Ausol, Richmond, Edesal y Agrometal. Del lado oscuro hubo una baja del 2% al 6,4% para Domec, Petrolera del Conosur, Clarín, Caputo, Fiplasto y Central Puerto.

 

Mientras tanto, las ADRs que cotizan en Nueva York marcaron una suba del 1% al 2,2% para Edenor, IRSA I, Telecom y Galicia y una baja del 3,4% en IRSA P y del 2,8% en Ternium. En los extremos de estas cotizaciones hay dos comentarios: las eléctricas saltan porque la provincia de Buenos Aires oficializó el aumento del 32% en las tarifas de energía eléctrica. Y las empresas vinculadas al mercado inmobiliario están de capa caída ya que tras los últimos aumentos, con la reacción del dólar, no se ve por delante un mercado muy prometedor. De hecho, en dos años y un mes del Gobierno, los inmuebles nuevos acumulan una suba del 16,7% en el caso de propiedades a estrenar y del 19% en usadas, a lo que se debe descontar el impuesto a los bienes personales.

 

La euforia de los papeles privados está contagiando una mejora en los títulos públicos, que lentamente van saliendo del pozo. Hoy, el 80% de lo operado en bonos se transó en 6 papeles: el AY24 tuvo el 60% de las operaciones totales, el DICA el 8%, el I21F8 el 4% y el NO20 y el A2E7 el 3% cada uno. Con esa estructura, los bonos tuvieron una leve suba del 0,15% promedio, con un salto del 10% para el bono LTDO8 y suba del 1 al 4% para los bonos PF23D, PUO19, NF18, BDC20, L2DY8 y NDG21. Y una baja del 1,3 al 3,2% para los bonos PAA0D, TVPA, BPLD y PAA0.

 

La gran decepción del día fueron los cupones atados al PIB. Según las estimaciones del Gobierno, el PIB creció 2,9% en 2017, y el tamaño de ese crecimiento desactiva el pago de este tipo de cupones, por lo que hoy en la Bolsa achicaron hasta 3%, veremos cómo reaccionan los tenedores de estos valores en los próximos días.

 

El mercado de monedas volvió a estar un poco más tranquilo para el dólar, pero nuevamente con firmeza para otras monedas, que no son tan controladas por las operaciones de mercado que realiza el Banco Central. Hoy el dólar minorista estuvo mixto, con el oficial 6 centavos abajo hasta $ 19,16, pero con el 2 centavos arriba hasta $ 19,64 mientras que el dólar mayorista subió 2 centavos hasta $ 18,90.

 

Mientras tanto, medidas en pesos, otras monedas siguen hundiendo a la moneda local: la libra esterlina subió 9 centavos hasta $ 26,22, el euro subió 8 centavos hasta $ 23,11 y el real subió 4 centavos hasta $ 5,89.

 

Mientras tanto, las ADRs que cotizan en Nueva York marcaron una suba del 1% al 2,2% para Edenor, IRSA I, Telecom y Galicia y una baja del 3,4% en IRSA P y del 2,8% en Ternium

 

Hoy los organismos oficiales siguieron dando datos sobre los manejos por la marcha del dólar y por la abundancia de pesos. Se confirmó que en diciembre, el BCRA realizó compras directas al Tesoro por US$ 950 millones. También en diciembre organismos públicos y bancos vendieron US$ 438 millones y US$ 254 millones a privados. Y, de igual modo, el BCRA ya colocó entre los bancos $ 57.000 millones de su nueva letra: la Leliq a 7 días.

 

En el exterior el dólar se sigue debilitando, con una firme caída del billete verde en el mercado brasileño, un mayor mercado para el yuan, gracias a la toma de posición de muchos bancos centrales, y un gran avance para la libra esterlina, que todavía sigue emergiendo desde el Brexit.

 

¿Puede seguir la ebullición de los papeles argentinos? Los balances de las cotizantes están engordando. Pero los mercados internacionales muestran algún freno. Hoy hubo una baja del 0,1% al 0,3% en los índices de la Bolsa de Nueva York y una baja del 0,3% en la Bolsa de San Pablo.

 

Estas mermas estuvieron atadas a la mayor tranquilidad en los commodities. El petróleo volvió a cerrar sin cambios, algo abajo de US$ 64. El oro retrocedió apenas, pero la onza de plata achicó otro 0,5%. Hubo un repunte para metales básicos: el aluminio subió 2,2%, el níquel 0,4% y el cobre 0,3%. Y los granos estuvieron mixtos en Chicago: el trigo subió 0,8% y la soja mejoró 0,4%, pero el maíz bajó 0,5%.

 

La erupción que más comentarios siguió comiendo en las redes tuvo que ver con las criptomonedas. Hace algunas horas los que tenían esos valores agonizaban porque el Bitcoin había caído de US$ 19.000 a US$ 9.900, pero hoy hubo una fuerte reacción (más del 15%) y ese volátil activo volvió a cotizar algo arriba de los US$ 11.600.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *