Macri ya está en París para la parada más difícil de su gira

El Presidente ya se encuentra en la Ciudad Luz para su bilateral con Macron, que tendrá un tema excluyente: el acuerdo Mercosur-UE que el Gobierno quiere firmar en los próximos meses

 

Por Alejandro Radonjic 

 

Vladimir Putin es un líder duro y poco complaciente: así quedó demostrado en innumerables ocasiones y, una vez más, el lunes pasado, cuando se quedó callado, literalmente, ante la insistencia de Mauricio Macri con el tema de Venezuela.

 

Pero, más allá de eso, la parada más difícil de la gira europea del Presidente no fue la gélida Moscú (y mucho menos Davos, por donde se movió cómodo y elogiado) sino la que tendrá hoy, en París. En su bilateral con Emmanuel Macron en el Palacio del Eliseo. Y no porque el joven líder galo se asemeje a Putin sino porque, para Macri, hay más en juego. Mucho más. Nada más y nada menos que el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) que Argentina quiere firmar lo antes posible.

 

“Más allá de Macron, Francia siempre ha sido un país reacio a acordar, tiene una política de mucho apoyo a los productores reales y una producción muy subsidiada, y no sólo por temas económicos”, dice Marcelo Elizondo desde la Consultora DNI. “Es un hueso duro de roer”, sentencia, aunque aclara que Macron, a diferencia de François Hollande, teóricamente, estaría más proclive hacia un acuerdo. “Es más liberal, globalista y está más comprometido con la internacionalidad de la UE”, dice Elizondo, quien considera que, si Francia da vía libre hacia el acuerdo con el Mercosur, otros países que ofrecen resistencia (como Polonia e Irlanda) perderán potencia en su posición.

 

A favor, también figura la intención de toda Europa de ser más influyente, dice Elizondo, y poner como ejemplo el acuerdo comercial que firmó hace poco con Japón, la tercera economía del planeta. Por eso, Elizondo considera que “algo” se va a firmar en 2018, aunque quizás no sea muy ambicioso e incluya una suerte de paraguas con los temas más espinosos, es decir, el agro. “El 90% restante de la negociación ya está muy avanzada”, dice.
Bye Davos

 

Ayer, fue el último día de Macri en Davos y, tal como el primero, fue muy intenso y el plato principal fue su discurso ante el plenario del Foro Económico Mundial. En su alocución (pronunciada en inglés), habló acerca de las potencialidades de Argentina, la marcha positiva de la economía local, el nuevo lugar que busca el país en el concierto de naciones y la impronta que tendrá la presidencia criolla del G20.

 

En la conferencia posterior, una de las preguntas que más incomodó fue sobre Federico Sturzenegger y el BCRA. “Muchos inversores piensan que Sturzenegger está presionado para bajar las tasas para promover el crecimiento. Por lo tanto, ¿hay una posibilidad de que deje el BCRA?”, preguntaron a Macri desde Bloomberg.

 

“En Argentina estamos todos bajo una enorme presión, queremos crecer más rápido, reducir la pobreza rápido. El BCRA trabaja con absoluta independencia, con las metas del Ejecutivo. El Poder Ejecutivo tiene que lograr que se cumplan y ellos (por el BCRA) manejarán la política monetaria según vean que la inflación baja o no, y adaptarán la política monetaria. Porque también es una prioridad bajar la inflación, porque está logrando a bajar la pobreza, porque está ligado a generar trabajo y a la productividad”, respondió Macri.

 

Además del discurso y la conferencia, Macri también tuvo tiempo para seguir reuniéndose con líderes empresariales en la Casa Argentina, entre ellos, los de Goldcorp, Maersk, Pan American Silver, Pepsico y Cisco Systems.

 

La agenda

 

Hoy a las 9, Macri pondrá en marcha su agenda de actividades en la capital francesa con un desayuno de trabajo que compartirá con autoridades del Movimiento de Empresas de Francia (MEDEF).

 

La entidad agrupa a grandes compañías de los sectores de infraestructura, transporte, energía, alimentación, tecnología, turismo, bancos y fondos de inversión.

 

Luego, Macri mantendrá sucesivas reuniones con el presidente del Club Med, Henry Giscard d’Estaing, y con el embajador argentino ante la Unesco, Rodolfo Terragno.

 

Cerca del mediodía, el Presidente se trasladará hasta la sede central del Grupo Rothschild, donde hablará en un almuerzo con líderes del empresariado francés.

 

Seguidamente, el primer mandatario realizará una visita a las instalaciones de Station F, un complejo inaugurado a mediados del año pasado en una antigua estación de trenes parisina reciclada que alberga a más de 3.000 emprendedores y que es considerado una de las incubadoras de empresas de base tecnológica (startups) más grande del mundo.

 

A las 18.30, Macri será recibido por el presidente Emmanuel Macron en el Palacio del Eliseo. Tras el encuentro, ambos mandatarios ofrecerán una declaración conjunta a la prensa.

 

Por la noche, el presidente francés y su esposa agasajarán a Macri y a la primera dama, Juliana Awada, con una comida de honor que será servida en el restaurante Guy Savoy del Hotel de Monnaie.

 

El sábado, Macri se reunirá a las 11 con la alcaldesa de Paris, Anne Hidalgo, y previamente mantendrá un encuentro con el ex presidente de Francia, Nicolás Sarkosy.

 

Por la noche, el Presidente emprenderá el retorno a Buenos Aires en un vuelo que partirá desde Charles de Gaulle a las 23. 35

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *